Seleccionar página

#1 Para mantenerlo nuevo durante más tiempo

Un sofá nuevo se ve realmente bonito y atractivo. Pero el uso diario hace que, con demasiada frecuencia, este aspecto se deteriore con rapidez. Los salva sofás logran que el sofá se mantenga impecable mucho tiempo.

#2 Para ocultar los roces que ha causado el uso

Si no has usado ninguna protección en tu sofá lo más lógico es que pasado algún tiempo tenga roces o manchas que no es posible lavar. Estos pequeños deterioros no tienen nada que ver con la estructura del sofá o con la firmeza del asiento, que continúa estando en buen estado, por lo que no es una opción cambiarlo.Para poder cubrirlas y que se siga viendo igual de bonito que cuando era nuevo, el salva sofá es una excelente opción.

#3 Para protegerlo de los niños

¿Qué es más fácil, prevenir o curar? Todos estamos de acuerdo en que prevenir es lo preferible, también en lo que se refiere al binomio niños y sofás. Con un protector, los niños podrán sentarse, rozar con los pies o merendar sin miedo a que todo acabe hecho un desastre.

#4 Para protegerlo de las mascotas

Para muchos, las mascotas de la casa son como sus propios hijos, así que es lógico que les consientan caprichos y que permitan que se suban al sofá de la sala. Pero una cosa es dejarles que se suban y otra es no hacer nada para evitar que puedan dañarlo. Protegiendo el sofá, el perro o el gato podrán subir sin riesgo alguno.

#5 Para poder seguir disfrutando de las comidas en el sofá

Hay personas que disfrutan comiendo en el sofá, ya sea viendo su serie favorita, las noticias o cualquier evento deportivo. Juntan así dos cosas que les encantan: sus platos favoritos y los programas de televisión que no se quieren perder. Pero a veces ocurren accidentes y por eso, a menudo se privan de hacer esto que tanto disfruta. Gracias a los protectores para sofás ya no habrá que elegir entre un sofá impecable o un bocadillo durante el partido de la jornada.

#6 Para prevenir en esos cafés con los amigos torpes

Todos tenemos alguno de esos amigos que son adorablemente torpes y que sin proponérselo desencadenan toda una serie de pequeños desastres diarios. Es divertido mientras la víctima no sea tu sofá, porque las manchas de café y de similares son bastante malas de quitar de la tapicería, especialmente si esta es muy delicada. Con un salva sofá no hay problema, ya que este va directo a la lavadora y el sofá estará a salvo.

#7 Para disfrutar del placer de poner los pies en el sofá

Sobre todo si tienes un chaise longue, seguro que te apetece estirarte y poner los pies encima. Y seguro que cuando hace frío ni siquiera te planteas quitarte las zapatillas para hacerlo. Al final, esa zona en la que se apoyan los pies acaba, se quiera o no, rozada por las gomas del calzado y manchada por la suciedad que llevamos en las zapatillas, por poca que nos parezca. Si el sofá está protegido podremos hacerlo con total tranquilidad.

#8 Para conseguir, por fin, que todo combine

Esta es otra buena razón para poner un salva sofá sobre tu sofá favorito. Y es que siempre ha sido el sofá que más te ha gustado en tu vieja casa y ahora que lo llevas para la nueva te encuentras con que no acaba de encajar con los muebles y con los colores de las paredes. Pero una funda hará que, sin duda, se vuelva a ver totalmente integrado, pero sin dejar de ver que es ese sofá que tanto te gusta y que continúa estando ahí, justo debajo de los protectores, dejándose ver lo justo y necesario.

#9 Para cambiar la imagen de la sala por poco dinero

Parecido a lo anterior pero no exactamente lo mismo. En este caso, nada cambia en la habitación, pero podemos quitar las cortinas y cambiarlas por otras en otro tono que quede perfecto y le dé, por ejemplo, más luz a la habitación. Un salva sofá en un mismo tono hará que todo quede perfectamente integrado y que la sala tenga un aire muy distinto sin haber cambiado realmente ningún mueble importante y sin tener que pintar las paredes.

#10 Porque las hay para todos los tamaños

Esto es muy importante. Para poder usar un salva sofá tienes que encontrar uno que se adapte a tu sofá y en nuestro catálogo ofrecemos un surtido muy completo para que puedas encontrar el más adecuado independientemente de que sea un sillón, un sofá de dos o tres plazas o incluso si se trata de uno de los más modernos, con chaise longue incluido. Y en una gran variedad de colores para combinar.