Seleccionar página
Sofás cama con fundas y mucho estilo

Sofás cama con fundas y mucho estilo

¿Quién puede prescindir de un sofá cama en su casa? Son tantos sus usos que, al final, no es fácil resistirse. En la sala de estar puede hacer la función de sofá principal y, cuando haya invitados, convertirse en una cómoda cama.

Los hay de todos los tamaños, incluso de una sola plaza para niños. Estos se pueden poner en la habitación de nuestros hijos para que lo usen a diario y, cuando tengan un amigo a dormir, lo abran convirtiéndolo en una pequeña cama para su compañero de juegos.

Incluso los hay que son en realidad colchonetas que se doblan para tener la apariencia de un cómod puff o sillón y que una vez extendidos, ofrecen un buen descanso para niños, ya que no pesan mucho y no necesitan contar con un somier ni con nada especial.

El problema con el que nos encontramos con estos muebles es que, al querer ponerlos en cualquier habitación, deben de combinar. Y esto no es siempre tan fácil como nos gustaría ya que en muchas ocasiones podemos ver como los colores no cuadran. También ocurre que, con el paso del tiempo, las tapicerías se van desgastando y se ven viejos, pero siguen dando mucho servicio.

Para resolver todos estos problemas, la solución está en las fundas para sofás modernas, actuales y con mucho estilo que os presentamos en nuestra Web.

Fundas integrales para todo tipo de sofás cama

Las fundas integrales son las ideales para los sofás que están más viejos. Pueden valer para muebles rígidos, pero también funcionan como fundas para sofás clic clac. Son ligeramente extensibles y eso hace que sea adapten a cualquier forma del sofá, por lo que valen prácticamente para todos los modelos.

Al cubrir el sofá por completo tapa cualquiera de sus defectos: desde tapicerías viejas o rotas hasta incluso aquellas que son tan antiguas que no combinarían con nada de la habitación. Cubren el sofá por delante y por detrás, así que no dejan a la vista absolutamente nada de su aspecto original, tan solo las patas quedan a la vista.

Cuando se quiere convertir el sofá en cama solo hay que quitar la funda y abrirlo. No hay problema ninguno y se consigue hacer muy rápido, por lo que queda perfecto. Lo mismo cuando se quiere lavar la funda, por lo que el sofá se ve siempre perfecto y moderno.

fundas-sofa-cama

Fundas de dos piezas

Las fundas de dos piezas están pensadas para sofás cama que tienen una zona de asiento que se quita. Esta zona de asiento irá con una funda individual mientras que el resto del sofá con la funda integral.

Este tipo de fundas dan mucho juego. Una propuesta que os hacemos es comprar dos en dos tonos diferentes y combinarlas, de modo que el sofá sea de un color y el asiento del otro y, cuando cambiamos las fundas, intercambiemos también los colores.

Este sistema de sofá cama se corresponde con los modelos más clásicos, en los cuales el asiento del sofá no tenía que ver con la cama para lograr así la máxima comodidad. Estos sofás suelen tener muy buena estructura y duran muchísimos años, pero tienen el problema de que quedan bastante desfasados respecto a la decoración moderna. Con una funda en un tono actual que combine bien con la decoración recuperarán todo su estilo y encajarán muy bien en tu sala de estar o incluso en un salón al uso.

Las fundas más prácticas

No siempre se trata de cubrir el sofá totalmente. A veces, ocurre que es un sofá moderno, con un tono bonito y que encaja bien en la decoración, pero que no queremos que se estropee. Las fundas prácticas cubren solo aquellas áreas que más se rozan y que están sometidas a un mayor desgaste, como son los respaldos y los asientos. Incluso también los apoyabrazos.

Con estas zonas cubiertas el sofá se verá perfecto y podremos disfrutar de todo su color y su estilo pero sin estar sufriendo porque alguien ponga los pies en él o porque se pueda estropear con un uso intenso como el que se da en cualquier sala de estar de cualquier casa.

Este tipo de fundas se encuentran en un único tono neutro que combina con todos los estampados y tonos lisos que pueda tener el sofá. Así, el mueble se verá siempre perfecto y seguro que disfrutarás del mismo durante muchos más años. Cuando quieras lucir el sofá en todo su esplendor solo hay que quitarle la funda y se verá precioso, limpio y en perfecto estado de revista.

En nuestro catálogo las tienes para los diferentes tamaños de sofá cama y encaja tanto para una sala como para una habitación, por lo que no importa donde tengas situado este práctico mueble del que no podrás prescindir.

Devuelve a tu comedor la juventud con poca inversión

Devuelve a tu comedor la juventud con poca inversión

Los comedores son tal vez la estancia de la casa que menos nos preocupamos de renovar, especialmente si no la usamos a diario. Por eso no es raro ver que en una vivienda moderna hay un comedor muy clásico que es, a todas luces, herencia de algún familiar.

Uno de los problemas de estos comedores es que son de madera de muy buena calidad y tienen un alto valor, pero que hoy nadie va a pagar por ellos. Entonces, da pena tirar el comedor de caoba o de otra madera noble y acaba en casa aunque no vaya acorde con el resto de la decoración. Si además se miran los precios de los comedores grandes, con mesas que se despliegan, el antiguo comedor de madera noble acaba pareciéndonos mucho más bonito.

Pero, ¿has pensado en que ya que no lo vas a tirar puedes al menos restaurarlo y hacer que se vea mucho más moderno y bonito? Te damos algunas ideas que te van a encantar para devolverle la juventud a tu comedor por muy poco dinero.

Rejuvenece la mesa de comedor

La mesa de comedor es quizás lo que más trabajo puede dar. A veces, la madera es buena pero el paso del tiempo ha hecho que esté dañada en algunas zonas o tenga arañazos profundos. Si es así, es el momento de lijarla y darle una reparación básica con masilla para madera que cubra todos los desperfectos.

Lijar la mesa da un poco de trabajo, pero no es demasiado complicado y los resultados finales van a ser espectaculares. Porque una vez que se le haya retirado el barniz, podrás tomar diferentes decisiones respecto al mueble:

  • Barnizarlo de nuevo una vez reparado para que mantenga su aspecto anterior.
  • Cambiar el tono del barniz para oscurecerlo más o para darle una pátina envejecida
  • La solución más radical y la que más nos gusta es la de pintar la mesa. Muchas personas no quieren ni oír hablar de pintar madera de calidad, pero ¿de verdad vamos a tener en casa algo que no nos guste solo porque hay quién cree que no deberíamos de pintarlo?

Los colores modernos como los azules verdosos o incluso los blancos envejecidos son perfectos para este tipo de mueble, que quedará mucho más bonito y que además estará a juego con el resto de la decoración del hogar.

Rejuvenecer las sillas

Las sillas también acusan el paso del tiempo, sobre todo en sus tapizados, pero también en los encolados. Encolar una silla no es nada complicado, solo requiere tiempo y una pequeña dosis de maña. También es posible reparar la madera tal y como hemos hecho en el punto anterior, sobre todo si se ha optado por pintar la mesa, ya que las sillas deberán de ir en el mismo tono.

Una vez que la madera está restaurada llega el momento de hacer algo con las zonas tapizadas. Lo más fácil es ocuparse mediante fundas para sillas, que pueden ser solo para el asiento o pueden ser fundas para silla con respaldo. En nuestra tienda online hay muchos modelos que quedarán estupendamente tanto si conservas el tono de la madera como si optas por darle color. Podrás combinarlo con los colores de la madera o con el resto de tonos de la habitación.

fundas-sillas

En aquellos casos en los que la madera del mueble no necesita ser restaurada y no vamos a hacer ningún tipo de cambio, poner las fundas a la silla es todo lo que vamos a necesitar para rejuvenecer el comedor, dejándolo con la mejor apariencia por tan poco dinero que te parecerá mentira que un cambio tan nimio nos ofrezca tan buenos resultados.

Otros cambios en el comedores

Terminar de cambiar la imagen del comedor pasa por cambiar también otros complementos, como son las alfombras o las cortinas. Una alfombra moderna con cortinas a juego quedará siempre muy bien y dará un aire mucho más actual a esta estancia. Incluso si dejas la mesa y las sillas en tono de madera clásica, puedes darle mucha luz a la habitación con una alfombra moderna a juego con el resto de textiles, incluidas las fundas.

Si la madera es oscura, el color de las paredes debe de ser claro para ofrecer un contraste, tenlo en cuenta cuando vayas a pintar y escoge colores como el blanco, el gris perla o la gama de beiges y cremas. Esto es especialmente importante si el comedor no es muy luminoso como sucede en algunos pisos de los años setenta, cuando el comedor solía estar situado en una habitación italiana, concretamente en la zona que carecía de luz exterior.

Trata de que la lámpara coincida justo en medio de la mesa, para que de luz de manera uniforme a todas las personas que se sienten a comer.