Seleccionar página
10 razones para proteger tu sofá con un salva sofá

10 razones para proteger tu sofá con un salva sofá

#1 Para mantenerlo nuevo durante más tiempo

Un sofá nuevo se ve realmente bonito y atractivo. Pero el uso diario hace que, con demasiada frecuencia, este aspecto se deteriore con rapidez. Los salva sofás logran que el sofá se mantenga impecable mucho tiempo.

#2 Para ocultar los roces que ha causado el uso

Si no has usado ninguna protección en tu sofá lo más lógico es que pasado algún tiempo tenga roces o manchas que no es posible lavar. Estos pequeños deterioros no tienen nada que ver con la estructura del sofá o con la firmeza del asiento, que continúa estando en buen estado, por lo que no es una opción cambiarlo.Para poder cubrirlas y que se siga viendo igual de bonito que cuando era nuevo, el salva sofá es una excelente opción.

#3 Para protegerlo de los niños

¿Qué es más fácil, prevenir o curar? Todos estamos de acuerdo en que prevenir es lo preferible, también en lo que se refiere al binomio niños y sofás. Con un protector, los niños podrán sentarse, rozar con los pies o merendar sin miedo a que todo acabe hecho un desastre.

#4 Para protegerlo de las mascotas

Para muchos, las mascotas de la casa son como sus propios hijos, así que es lógico que les consientan caprichos y que permitan que se suban al sofá de la sala. Pero una cosa es dejarles que se suban y otra es no hacer nada para evitar que puedan dañarlo. Protegiendo el sofá, el perro o el gato podrán subir sin riesgo alguno.

#5 Para poder seguir disfrutando de las comidas en el sofá

Hay personas que disfrutan comiendo en el sofá, ya sea viendo su serie favorita, las noticias o cualquier evento deportivo. Juntan así dos cosas que les encantan: sus platos favoritos y los programas de televisión que no se quieren perder. Pero a veces ocurren accidentes y por eso, a menudo se privan de hacer esto que tanto disfruta. Gracias a los protectores para sofás ya no habrá que elegir entre un sofá impecable o un bocadillo durante el partido de la jornada.

#6 Para prevenir en esos cafés con los amigos torpes

Todos tenemos alguno de esos amigos que son adorablemente torpes y que sin proponérselo desencadenan toda una serie de pequeños desastres diarios. Es divertido mientras la víctima no sea tu sofá, porque las manchas de café y de similares son bastante malas de quitar de la tapicería, especialmente si esta es muy delicada. Con un salva sofá no hay problema, ya que este va directo a la lavadora y el sofá estará a salvo.

#7 Para disfrutar del placer de poner los pies en el sofá

Sobre todo si tienes un chaise longue, seguro que te apetece estirarte y poner los pies encima. Y seguro que cuando hace frío ni siquiera te planteas quitarte las zapatillas para hacerlo. Al final, esa zona en la que se apoyan los pies acaba, se quiera o no, rozada por las gomas del calzado y manchada por la suciedad que llevamos en las zapatillas, por poca que nos parezca. Si el sofá está protegido podremos hacerlo con total tranquilidad.

#8 Para conseguir, por fin, que todo combine

Esta es otra buena razón para poner un salva sofá sobre tu sofá favorito. Y es que siempre ha sido el sofá que más te ha gustado en tu vieja casa y ahora que lo llevas para la nueva te encuentras con que no acaba de encajar con los muebles y con los colores de las paredes. Pero una funda hará que, sin duda, se vuelva a ver totalmente integrado, pero sin dejar de ver que es ese sofá que tanto te gusta y que continúa estando ahí, justo debajo de los protectores, dejándose ver lo justo y necesario.

#9 Para cambiar la imagen de la sala por poco dinero

Parecido a lo anterior pero no exactamente lo mismo. En este caso, nada cambia en la habitación, pero podemos quitar las cortinas y cambiarlas por otras en otro tono que quede perfecto y le dé, por ejemplo, más luz a la habitación. Un salva sofá en un mismo tono hará que todo quede perfectamente integrado y que la sala tenga un aire muy distinto sin haber cambiado realmente ningún mueble importante y sin tener que pintar las paredes.

#10 Porque las hay para todos los tamaños

Esto es muy importante. Para poder usar un salva sofá tienes que encontrar uno que se adapte a tu sofá y en nuestro catálogo ofrecemos un surtido muy completo para que puedas encontrar el más adecuado independientemente de que sea un sillón, un sofá de dos o tres plazas o incluso si se trata de uno de los más modernos, con chaise longue incluido. Y en una gran variedad de colores para combinar.

 

Cómo decorar con estilo la habitación de invitados

Cómo decorar con estilo la habitación de invitados

La habitación de invitados es un lujo que cada vez menos casas se pueden permitir porque la falta de espacio hace que no sea sencillo poder contar con un dormitorio extra que solo se utilice cuando viene gente. Por eso, lo más frecuente es que si se tiene más de un hijo la habitación de uno de ellos sea la que se ceda a quienes vienen a dormir o que se les acomode en la sala de estar.

Pero hay formas de conseguir tener una habitación de invitados sin tener que renunciar definitivamente a un hueco en la casa.

Una habitación de invitados y algo más

¿Eres de los que te gusta tener gente en casa pero no la tienes tan a menudo como para justificar una habitación de invitados en exclusiva? Entonces te convencerá la idea de montar una habitación con doble función que puedas utilizar durante todo el año para ti y convertir en habitación de invitados cómoda y agradable cuando vengan amigos a pasar unos días.

Te vamos a realizar tres propuestas diferentes de habitación con doble función que te van a convencer. Seguro que al menos de una de estas opciones se adapta a tu modo de vida y, de no ser así, pueden servirte de inspiración para encontrar tu propia habitación de invitados que sea algo más.

La habitación despacho

Si trabajas en casa ya sea de manera habitual o de vez en cuando, tener un despacho te vendrá muy bien. Te sugerimos uno informal, con algunas estanterías para tus trabajos y libros, un pequeño escritorio y un sofá cama que vale tanto para cuando quieres trabajar en tu portátil relajadamente como para abrirlo y recibir a tus invitados.

Solo tendrás que poner el escritorio contra una pared y tendrás todo el espacio libre para la cama y para las cosas de los invitados. Incluso puedes colocarles un burrito para sus cosas en lugar de un armario, ya que una vez que se vayan desarmado no ocupará mucho espacio.

Para que todo esté acogedor y bonito no olvides pasarte por nuestra sección de fundas sofás cama en donde podrás encontrar fundas para los sofás de clic clac, los más utilizados en estos casos por su facilidad para transformarlos en cama y porque abultan realmente poco cuando son sofá.

habitacion-invitados-despacho

La habitación de juegos

Si tienes niños pocas cosas te resultarán tan útiles como tener una habitación de juegos para ellos. Los niños necesitan mucho espacio para sus cosas y en la habitación podrás contar con estanterías para sus juguetes e incluso un armario en el que meter todo aquello con lo que juegan a diario.

El sofá les servirá para tomar la merienda mientras ven algo en la televisión, pudiendo así los adultos ver otro programa en la sala de estar. Y contarán con espacio para estar en el suelo y jugar solos o con sus amigos.

En este caso las fundas de sofá son absolutamente imprescindibles. Protegerán el mueble para que esté impecable siempre, pero además se pueden quitar y poner con mucha facilidad, por lo que no da pereza alguna lavarlas. Antes de que venga una visita se pasa la funda por la lavadora, se libra el armario para que tengan espacio para sus cosas y se convierte el sofá en una cama cómoda. Pasar de cuarto de juegos a cuarto de invitados no podría ser más rápido ni más fácil.

habitacion-invitados-juegos

La habitación relax

Cuantas veces ocurre que un miembro de la pareja quiere ver una serie o su deporte favorito en la televisión mientras que el otro prefiere leer, meditar o escuchar música.

No hay por qué ir al dormitorio para hacerlo, ya que no siempre es lo más cómodo ni lo más agradable. Contar con una sala de estar extra, más pequeña y donde poder relajarse, es fantástico para que no haya por qué estar siempre juntos y uno cediendo para complacer al otro.

El sofá cama, una televisión en la pared y una estantería para libros es todo lo que hace falta para tener esta sala auxiliar en la que estar a gusto. Y, si vienen invitados, ya hemos visto cómo se puede transformar rápidamente en una habitación para ellos.

La funda de sofá ayudará a que todo esté coordinado a que el sofá cama se mantenga en el mejor estado siempre. Incluso si se trata de un sofá cama heredado y algo ajado, mientras el colchón y la estructura estén en buen estado una funda hará que la apariencia exterior sea perfecta.

¿Qué te han parecido estas ideas? Como ves, todas tienen un elemento en común, el sofá cama con su funda, clave para conseguir una cama rápidamente cuando es necesario usarla pero que tiene mucho uso durante el resto del año.