Seleccionar página
Tendencias de primavera en fundas de sofá

Tendencias de primavera en fundas de sofá

Sólo cambiando las fundas de sofá puedes modificar el aspecto de tu sala de estar. El sofá tiene un gran protagonismo dentro de la decoración de la sala y por eso su color suele ser una pieza clave en la imagen de la misma, tanto si se ha optado por uno destacado como si se ha elegido uno neutral.

Los colores de moda para esta primavera

En primavera el color está de moda. Así que olvídate de los tonos grises o marrones que pueden ser muy elegantes y combinan con todo, pero que nos recuerdan al largo invierno que, por fin, está quedando atrás. En primavera hay que apostar por los tonos un poco más intensos y que desprendan más luz.

  • El blanco

Es un color muy arriesgado porque es muy sucio y obliga a que las fundas se limpien con mucha frecuencia. Puede ser perfecto para una habitación que no se use demasiado, por ejemplo, una sala auxiliar o un estudio que se utilice para relax por parte de los adultos de la familia.

Si hay niños no es un tono recomendable. Aunque el color beige claro o el blanco roto pueden ser un poco más sufridos si se tiene el antojo de optar por este color, siguen siendo tonos peligrosos cuando hay pequeños de por medio.

Pueden ver su efecto en la siguiente imagen que forma parte de un apartamento francés:

funda-sofa-blanca

Vía Pinterest

  • El verde

El color verde es un tono primaveral por excelencia. En cualquier habitación aporta alegría y parece aportar luz. Por eso, en cualquier de sus variedades exceptuando las más oscuras, el verde es una buena elección.

Dado que hay una gran variedad de colores y de matices es fácil encontrar uno que pueda encajar bien en la decoración de la habitación, sobre todo ahora que las reglas de combinación de colores no son tan estrictas como fueron antaño y está permitido juntar tonos que antes era impensable que convivieran.

  • El azul

Para esta temporada se lleva el azul cobalto pero, realmente, cualquier tipo de azul estará muy bien para aportar frescor. Es el color del cielo en esta época del año y también el tono que se refleja en el mar. Así que no podría ser más primaveral.

Puedes incluso jugar con diferentes tonos de azul en caso de que tengas un sofá grande con dos sillones o puedes combinarlo con los colores de las cortinas.

  • El granate

Este año es un color que está muy de moda y que lo vamos a ver en multitud de cosas, ¿por qué no verlo también en el hogar? Aunque es un color ligeramente oscuro su intensidad lo hace adecuado para esta época del año.

Juega a combinarlo con cojines con motivos en el mismo tono y le darás a tu sofá un aire muy elegante. El color granate es llamativo y hará que tu sofá destaque sobre el resto de la decoración, así que debes de fijarte bien en si encaja para que todo esté realmente perfecto.

  • Morado

Otro tono intenso pero que también da luz e intensidad. Al igual que ocurre con el granate vale para usar durante todo el año pero es perfecto para un cambio primaveral en el que se quiera ganar colorido.

El color morado está muy de moda también en ropa de cama y en complementos, por lo que es fácil que tengas cojines, cortinas o incluso una pared de tu sala en ese color pudiendo combinarla muy fácilmente con este tono.

  • Lila

El delicado lila, especialmente en su variedad pastel, es otro de los colores que puedes elegir para tus fundas de este verano. Los colores pasteles están de moda, así que tanto los azules, verdes, amarillos que ya hemos nombrado como este lila, serán perfectos en esta variedad.

Fundas de sofá para Primavera

1 / 2 / 3 / 4

El tipo de funda

El tipo de funda que vayas a escoger tiene mucho que ver con dos factores: el estado de tu sofá y el color original de este. Si el sofá está en buen estado podrás elegir cualquier tipo de funda, ya que no importará si se ve la tapicería original en parte.

El color original del sofá será determinante sólo si se escoge una funda que no cubra la tapicería por completo, ya que tiene que combinar con el color de esta. La superposición de una funda que permite ver la tapicería parcialmente resulta muy decorativa y es perfecta si no se tiene predilección por un tono, ya que se puede realizar la combinación que se desee. Incluso se puede optar por un tono crudo que da con todos los colores.

Pero si se desea un color en concreto para combinar con otros elementos decorativos de la sala, seguramente sea mejor optar por una funda integral para evitar que el color original del sofá y el de la funda entren en conflicto.

Y con estos sencillos consejos ¡Ya puedes preparar tu sofá para la primavera con gran éxito!

Fundas que decoran, lo último en deco

Fundas que decoran, lo último en deco

Cuando hablamos de modas decorativas solemos definir estilos que han perfilado especialistas en decoración pero que, a la hora de la verdad, raramente encajan al cien por cien con lo que nosotros somos o con la manera que tenemos de vivir en nuestro hogar.

En muchos casos las casas cambian según va cambiando la persona o personas que viven en ella y para que esos cambios sean visibles no hace falta hacer una gran inversión económica ni remodelar toda la vivienda al cien por cien.

Por ejemplo, si haces una pequeña reforma en casa y renuevas la cocina y el baño tal vez te apetezca darle un pequeño cambio al resto de la vivienda sin tener que reformarla también: una mano de pintura y unas fundas para decorar pueden ser la respuesta para variar la imagen de tu hogar con unas pequeñas pinceladas (o brochazos) de color.

Si eres una de esas personas que adoran los cambios y a las que le gusta que su casa refleje su forma de ser y de entender la vida, te verás muy reflejado en este artículo.

Una casa que se adapta a tus emociones

La vida pasa por diferentes etapas que te producen diferentes sensaciones y que se reflejan también en la manera en la que quieres sentir tu hogar. Cuando una persona se siente inmersa en una etapa en la que está a punto de conseguir objetivos, las sensaciones serán muy optimistas.

Esto se puede reflejar en una casa decorada con colores muy alegres y con mucha luz. Algo que se puede conseguir con fundas de sofá en tonos vivos que encajen con todo lo que hay alrededor. Hay quienes, por el contrario, buscan los colores precisamente en sus momentos más bajos, porque les inyectan fuerza y energía y les ayudan a ver las cosas de una manera más positiva. Como ésta encontrada en un artículo de la Revista AD

salones-con-fundas-de-sofa

Pero quizás una vez que estos objetivos se hayan logrado, con el paso de los años la energía interior cambia, hay un mayor equilibrio y esto se quiere reflejar en un ambiente más neutro con tonos más suaves. Solo habría que pintar en colores más suaves y usar las fundas de sofá o fundas de sillas en tonos pastel para reforzar esta sensación de suavidad.

¿Te vistes igual para todas las ocasiones?

Lógicamente, no todo el mundo se ve tan influido por las sensaciones, las energías o por su vida interior a la hora de decorar su casa. Hay quienes tienen un estilo decorativo propio que más o menos prevalece y que les hace sentir a gusto independientemente del momento que estén viviendo.

Pero incluso estas personas más estables saben que uno no se viste igual para todas las ocasiones y que no es lo mismo arreglarse para ir a trabajo que para una cita importante. Por eso, la casa en la que viven todos los días es una vivienda cómoda y acogedora, que se viste de gala en ocasiones especiales cuando se espera una visita.

Y es que del mismo modo que cuando se espera que alguien venga a casa se limpia y se arregla todo de una manera un poco más especial y con más detalle, ¿por qué no cambiar las fundas de los sofás y las sillas por otras que le den ese toque especial? Vestir la sala de estar o el comedor “de domingo” puede ser una buena idea que ayude a que la casa se vea diferente y especial. Sin duda, un bonito detalle que demuestra a quién viene a vernos que para nosotros es importante y que su visita es especial.

Un detalle que lo cambia todo

Hemos visto como las personas más equilibradas también pueden realizar cambios en la decoración cuando la situación así lo requiere pero, ¿qué sucede con aquellas personas más impulsivas? Son personas capaces de darle la vuelta a toda la casa en un fin de semana solo porque han sentido el impulso de hacerlo, moviendo todos los muebles e incluso cambiando la ubicación de las habitaciones dentro de lo posible.

Personas a las que un día les regalan un cuadro con unos colores preciosos o, directamente, se enamoran de él en un escaparate y al llegar a casa descubren que no combina con su sala. Si lo normal sería devolver el cuadro, estas personas se plantean que, tal vez, puedan adaptar la decoración de la sala al mismo.

A veces, es tan fácil como cambiar la funda del sofá y hacer que los colores combinen. Si realmente es tan sencillo ¿por qué no darle una oportunidad a ese cuadro y ver que tal encaja en la sala? De un impulso puede surgir una bonita decoración, aunque conociendo a este tipo de personas la funda puede ser tan solo el primer paso para seguir realizando cambios. Pero una cosa es segura, ¡nunca se aburrirán de su casa!