Seleccionar página
Pasos para escoger la funda de sofá adecuada

Pasos para escoger la funda de sofá adecuada

¿Es la primera vez que vas a comprar una funda para sofá? Si es así, seguramente tendrás algunas dudas sobre cómo elegir la funda de sofá adecuada o cómo comprar en nuestra tienda online. Por eso, hemos pensado en ayudarte explicando paso a paso todo lo que tienes que hacer para escogerla funda de sofá adecuada.

Hemos añadido además, un par de trucos que te ayudarán a quitarle todo el partido a la Web y a conseguir el máximo de información, así como una visión realista de todo lo que hay en ella. Así, estamos seguros de que comprar una funda de sofá será una experiencia sencilla, amena y satisfactoria porque, cuando te llegue a casa, tendrás exactamente lo que estabas buscando y quedará como un guante en tu sofá, encajando a la perfección con el resto de elementos de la sala de estar.

¿Qué tipo de sofá tienes?

El primer paso cuando vas a elegir una funda de sofá es saber qué tipo de sofá tienes. No es igual comprar una funda para un chaise longue que para un tresillo y en la mayoría de los casos, los que están pensados para un estilo de mueble no se van a adaptar a otro ya que hay muchas variaciones en juego. Normalmente, tendremos sofás clásicos de dos o tres plazas, sofás de clic-clac y chaise longue.

funda-sofa-chaise-longue-eysa-brazo-largo-tendre

Funda Sofá Chaise Longue Eysa Brazo Largo Tendre

Para hacer más fácil la compra, nuestra tienda online está dividida en secciones según el tipo de sofá para el que se quiera comprar la funda. Así, solo hay que ir a la categoría adecuada y empezar a seleccionar fácilmente. En todas las categorías hay diferentes opciones para que sea fácil encontrar lo que se adapte no solo al mueble, sino también a los gustos de cada persona y a la habitación en la que va a estar colocada.

No te olvides de medir tu sofá

Una vez que tienes claro en qué sección tienes que buscar la funda de tu sofá, te toca medir el mueble para asegurarte de que estás comprando lo correcto. En la ficha de cada funda encontrarás sus medidas, que te ayudarán a saber qué parte de tu sofá tienes que tener en cuenta. En la mayoría de los casos, valdrá con que midas el ancho del mueble, pero en algunos casos tendrás que medir solo el respaldo y en otros también los brazos, dependiendo de la forma de la funda.

Tómate el tiempo que necesites para medir y recuerda que una de las ventajas de comprar desde tu casa online es que no hay prisa. No hay nadie esperando por tu decisión, así que puedes medir con calma y realizar todas las comprobaciones que necesites, hasta que estés totalmente seguro de que has escogido el producto correcto.

Un estilo que encaje en tu sala de estar

Ahora, ya sabes el tipo de funda que quieres y también la medida de la misma. Queda elegir el modelo y el color. Hay modelos más prácticos, otros un poco más elegantes, las sueltos o elásticos. Escoge teniendo en cuenta tu modelo de sofá, el que más te guste para tu sala de estar y que encaje perfectamente con el resto de tu decoración.

Cuando escojas el modelo de la funda ten en cuenta que, aunque algunas puedan parecerte prácticamente iguales, no lo son. La tela puede ser diferente. Lee las características y la composición y algo importante: Si pones el cursor sobre la fotografía de la funda en la Web podrás ver una imagen aumentada de la tela para que veas su dibujo y te hagas una idea muy aproximada de como es.

funda-de-sofa-practica-eysa-dual-quilt

Funda de Sofá Práctica Eysa Dual Quilt

En la elección del color hay que tener presente que la resolución de la pantalla, el brillo que tenga y su calidad pueden influir ligeramente en el tono que tú estás viendo. Por eso, intenta comprar siempre desde una pantalla que sepas que es fiel a los colores. En caso de dudas, puedes ver el producto desde un ordenador y desde tu teléfono para hacerte una idea sobre si puede o no haber variaciones importantes, sobre todo si el tono exacto es importante para ti.

Fundas para todo tipo de sofá

Si tienes un sofá que no encaja en las formas o medidas estándar no te preocupes, seguro que encontraremos la apropiada para el tuyo. Ponte en contacto con nuestro departamento de atención al cliente y cuéntanos tus necesidades, verás como es más fácil de lo que crees y el coste no será tan elevado como te imaginas.

¿Necesitas una funda especial para ti sofá? No dudes en contarnos tus especificaciones y haremos todo lo que esté en nuestra mano para que consigas la funda que tu sofá necesita: la perfecta en cuanto a tamaño, tela y demás.

Cómo crear un área de juego en una habitación infantil

Cómo crear un área de juego en una habitación infantil

Si estás empezando a diseñar la habitación de tu hijo ahora que ya ha dejado atrás la cunita y comienza a ser más autónomo, vamos a ayudarte con algunas ideas. La habitación de un niño debería de poder contar con tres zonas delimitadas: un espacio para dormir, un espacio para realizar sus tareas escolares y un área de juego en una habitación infantil. Dado que estamos hablando de un niño pequeño, podemos dejar para más adelante el espacio para sus tareas y ganar, de esta manera, lugar para sus juegos.

La zona de dormir estará presidida por la cama. Aunque pueda gustarnos poner la cama en el medio de la habitación, con sus mesillas, para el niño será mucho más cómodo que esté pegada a la pared, ya que contará así con más sitio libre y no tendrá que rodearla continuamente mientras juega. Se evitarán así accidentes como tropiezos con las esquinas del cabecero y, al estar pegada en la pared, será mucho más segura mientras el niño se acostumbra a dormir en una cama porque se podrá instalar una barrera de seguridad.

La zona de juegos

La zona de juegos tiene que potenciar la independencia de niño, favoreciendo que pueda coger sus cosas y guardarlas sin la ayuda de nadie. Aunque al principio hagamos todo con nuestro hijo, este tiene que acostumbrarse a poder hacerlo solo y no podrá si les dificultamos esta tarea. Por eso, la zona de juegos tiene que contar con:

  • Almacenamiento para sus juguetes. Los niños pequeños tienen que acostumbrarse a recoger sus cosas y tenerlas ordenadas. Para esto es importante que tengan un lugar para cada cosa y que todo quede al alcance de sus manos. Para este fin son muy interesantes los baúles de plástico decorados con bonitos motivos infantiles y que pueden colocarse pegados a las paredes.

Para que les resulte más sencillo recoger, en cada baúl se puede poner una fotografía o dibujo de qué debe de ir dentro: uno para los cuentos, otro para los muñecos, otro para los puzzles… Estos elementos son cómodos para el niño porque no tienen que colocar cada cosa con cuidado, pueden limitarse a ponerla dentro del baúl.

Las estanterías son también buenas herramientas para el orden, pero siempre tienen que estar sujetas a la pared para evitar accidentes, y mejor si no superan la altura del niño, para que no tenga que subirse a nada para coger sus cosas.

  • Un suelo adecuado. A los niños les gusta jugar en el suelo y las alfombras no son lo más recomendable para ellos porque, aunque se limpien a diario, acumulan polvo y pueden causar alergias. Los suelos vinílicos son económicos y adecuados para este fin ya que son cálidos y suaves. Algunos se venden al metro y se pueden colocar como una alfombra, pero con la ventaja de que no tienen pelo y se pueden fregar.

Existen suelos de vinilo con motivos muy diferentes, incluso algunos tienen dibujos infantiles muy bonitos que los convertirán en una parte importante de la decoración de la habitación.

  • Evitar peligros. Es importante fijarse en todo lo que hay en la zona de juegos del niño. Si existen enchufes deben de protegerse, si hay un radiador que pueda quemar, también es importante cubrirlo. Todo lo que podamos prevenir serán accidentes que se eviten y disgustos que nos vamos a ahorrar.
  • Otras decoraciones. Para completar la decoración de la zona de juegos se pueden comprar cenefas de papel o vinilos para poner en las paredes. Estos no ocupan espacio como otros elementos decorativos y resultan muy bonitos.

Habitaciones muy pequeñas

Hemos dicho que una habitación infantil tiene que contar, al menos, con una zona para dormir y una zona de juegos. Pero, ¿qué hacemos si nuestra casa es muy pequeña y ambos espacios parecen entremezclarse? Pues recurrir a la imaginación y a fantásticos trucos que nos ayudarán a conseguirlo todo en menos metros cuadrados.

Uno de los trucos que puedes usar es convertir su cama nido en un sofá para que juegue durante el día. Muchos padres hacen esto encargando un cojín a medida para que haga de respaldo. Para evitar manchar su ropa de cama, usa una funda de sofá y, así, el niño podrá sentarse sobre la cama y jugar sin problemas. Por la noche, solo habrá que quitar la funda y el sofá de juegos será de nuevo una cama.

Cuando compres la cama nido escoge un modelo que, en lugar de tener una cama auxiliar debajo, tenga una zona de almacenamiento, por ejemplo cajones. Así, el niño podrá guardar ahí sus juguetes, en una zona que tiene a su alcance y que no ocupa espacio extra. Si te preocupa donde dormirán sus amigos cuando vengan a casa, solo tienes que buscar alguna colchoneta hinchable que te resultará muy práctica y que a los niños les encantará.