Seleccionar página
Celebra el cumple de los peques en casa (y que no arruinen el sofá)

Celebra el cumple de los peques en casa (y que no arruinen el sofá)

La celebración de los cumpleaños de los niños cambian mucho según la edad de estos y también las costumbres de cada lugar. En muchos coles se estila invitar a todos los niños a un sitio de celebración de cumpleaños con bolas y demás. Cada mes, los niños que celebran su cumple lo hacen todos juntos y así los gastos son mucho menores y pueden participar todos los peques de la clase.

Cuando ya son más crecidos y los locales de bolas no les hacen la misma ilusión, llega la etapa de ir al cine y a merendar, pero ya con un grupo de niños seleccionado, con los amigos más cercanos con los que suelen salir cada día.

Pero hay una etapa en la que los niños son todavía pequeños para ir a los locales de bolas pero ya tienen sus amiguitos del cole, por lo que lo habitual es celebrar la fiesta en casa. Y, seguramente, son los cumples que más preocupan a los padres ya que tendrán en la sala de estar de su casa a una pandilla de pequeños deseosos de jugar y de merendar y, a ser posible, hacerlo todo a un tiempo.

Una de las mayores preocupaciones en estos casos suele ser el sofá, ya que los niños van a sentarse con comida, con bebida y con los zapatos puestos. Todo eso hace que el riesgo de que la tapicería acabe llena de manchas sea realmente elevado. ¿Cómo podemos proteger muebles y en especial la tapicería del sofá de la acción de los más pequeños?

Plan 1: Las zapatillas

El plan comienza con zapatillas de casa para todos. Solo hay que ir a algún bazar y comprar zapatillas sin suela, muy baratas y que se adaptan a diferentes tallas. Se puede comprar el mismo modelo para todos los niños y evitar así discusiones. Al llegar a casa, a cada niño se le dan unas zapatillas que luego podrán llevarse a su casa y que tendrán que usar en el cumple.

De esta manera tan práctica y tan elegante, se evita que los niños rayen la madera de los suelos, golpeen con los zapatos las patas de las sillas o manchen con las gomas las tapicerías de los sofás. Y, además, se les estará dando un regalo que les gustará. También se pueden sustituir las zapatillas por calcetines con suelas, muy divertidos y perfectos en hogares con calefacción.

Plan 2: La merienda

Es totalmente imposible idear una merienda que no manche. Los niños quieren disfrutar de la fiesta con sándwiches, snacks y diferentes cosillas para picar. Pero no debemos de confundirnos, los peques suelen estar mucho más interesados en el juego que en la comida, por lo que hay algunos trucos para poder evitar que las migas y restos de dulces acaben por toda la casa.

cumple-peques-casa

Para empezar, cuando los niños lleguen a la casa déjales que jueguen durante un rato antes de servir la merienda. Así, estarán más desfogados y tendrán más ganas de sentarse llegado el momento. La merienda se debe de servir sentados en la mesa y entreteniéndoles lo suficiente para que no traten de levantarse a jugar entre medias.

Una vez que se ha tomado la tarta y los niños se levanten, se puede recoger la mesa con la excusa de apartarla para dejarles más sitio para los juegos. Así, se evita en gran medida que los pequeños vayan a coger los restos de la comida y estos acaben desperdigados por toda la sala.

Plan 3: protege el sofá con una funda

Por mucho que te esfuerces con el plan 1 y el plan 2, los niños encontrarán la forma de manchar y llevarse con ellos algún trozo de comida, un vaso de zumo o cualquier otra cosa. Por eso, el plan 3 consiste en ponerle una funda integral a tu sofá y protegerlo así de cualquier suciedad.

Escoge una funda bonita, en un color que combine bien con el resto de la sala y así no deslucirá en absoluto y tu sala se verá igualmente moderna y actual. Además, si la funda combina bien podrás usarla muchas más veces, incluso a diario para que tus propios hijos jueguen en la sala sin manchar los sofás.

La funda evitará que las manchas lleguen a la tapicería y también te permitirá disfrutar del cumpleaños de una manera más relajada, sin estar todo el tiempo pendiente de qué están haciendo los niños o de qué tienen en sus manos cuando se suben al sofá.

Tu hijo o hija disfrutará de su cumpleaños con los amigos y tú podrás relajarte con los adultos viendo como se lo pasan en grande sin poner en peligro ni tus suelos, ni tus alfombras ni la tapicería de tu sofá.

Mezclas de colores que… ¡Enamoran!

Mezclas de colores que… ¡Enamoran!

¿Acabas de comprar un sofá y te encanta el color que has escogido? Seguro que si acabas de comprarlo, has dedicado tiempo a elegir el color que más te gusta y que mejor combina con tu sala de estar, pero al llegar a casa te has dado cuenta de que, si no usas una funda para proteger tu mueble nuevo en nada estará sucio. Los niños, las mascotas y los adultos descuidados, que también los hay, harán que en poco tiempo el sofá ya no tenga ese bonito color que te ha enamorado.

Pero, tal vez, te parezca que una funda tampoco es la solución al problema porque tapar el sofá y no poder lucirlo…¡No lo has comprado para eso! Quieres que se vea el bonito color original que tiene su tapicería y cómo combina con todo. Pero no tienes que elegir entre lucir tu sofá o protegerlo porque puedes tener ambas cosas y disfrutar de tu sofá nuevo, peor a la vez de los beneficios de las fundas para proteger la tela: hablamos de las fundas Práctica y su gran gama de colores. Te mostramos cómo quedan las mezclas de colores, descúbrelas…

Las fundas Práctica te ofrecen la solución perfecta

fundas-sofa-practica
Ver la funda en detalle

Las fundas práctica proporcionan lo mejor de las fundas, porque cuidan el sofá, pero permiten ver la tapicería original. Por tanto, podrás presumir de sofá y seguir protegiéndolo. Pero, a la vez, podrás jugar con los colores logrando un precioso efecto, ya que el color del tapizado y el de la funda podrán elegirse de manera que combinen tan bien que acaben enamorando y resaltando todavía más en tu sala de estar. Solo tienes que echar un vistazo en nuestro catálogo a la variedad de fundas Práctica que hemos escogido para ti y todos los colores en los que cada una de ellas están disponibles para que puedas realizar las combinaciones más atractivas.

Podrás realizar combinaciones tan atractivas como jugar con un tono sobre tono, consiguiendo que la funda quede prácticamente invisible y parezca que el sofá no tiene nada por encima. O podrás jugar con los tonos a contraste para conseguir llamar todavía más la atención sobre el sofá, que al tener dos tonalidades superpuestas resultará mucho más llamativo y atractivo. Especialmente si se escogen dos tonos presentes en el resto de textiles de la sala de estar, consiguiendo así que encaje perfectamente en el conjunto de la habitación.

Las fundas Práctica protegen lo más importante

Las fundas Práctica están pensadas para proteger las zonas de sofá que más sufren los roces y los efectos de la suciedad. Por eso, cubren la zona del respaldo, la zona del asiento y el área en la cual se apoyan los brazos. Al ser larga y colgar por la parte delantera, también protege esta zona del sofá del roce de los zapatos, algo que es frecuente con los niños que, al no tener la suficiente altura para apoyar los pies en el suelo, suelen dar con los zapatos en el borde del sofá.

También tenemos para sillones

Deja ver los laterales del sofá así con una franja en cada uno de los lados, por lo que el color del mueble y su tela original es suficientemente visible. Esto permite jugar con los colores y conseguir los efectos deseados, con colores que no solo enamoran, sino que combinan perfectamente y que se pueden variar tanto como se quiera para que la sala de estar siempre sea diferente, original y sorprendente. Muchas personas cambian la funda según la temporada y así consiguen dar más color o más calidez según e momento del año. Otra de las ventajas de estas fundas es que no necesitan encajar en el sofá, por lo que solo hay que tener en cuenta las medidas básicas.

Fundas Práctica también para chaise longue y en todos los colores

En nuestro catálogo también puedes encontrar fundas Práctica para chaise longue. Este tipo de fundas encajan muy bien en los sofás con esta forma, aunque existen fundas básicas ajustables para estos modelos. Gracias a sus características, no importará si el chaise longue es más ancho de lo habitual o un poco más largo, siempre quedará muy bien y la totalidad del sofá estará protegida de roces y de suciedad. También en estos modelos tenemos colores muy diferentes para combinar y contrastar, ofreciendo desde los más veraniegos y frescos hasta los colores tierra o marrones más típicos del invierno.


Ver la funda para chaise longe en detalle

La forma de los sofás suele ser más o menos similar, pero siempre hay muebles que destacan por tener una hechura original o por tener diferentes anchos o largos, especialmente si hablamos de muebles que ya tienen un tiempo. Este tipo de fundas son perfectas para ajustarse a todos los modelos sin tener que realizar ningún ajuste. También son muy adecuadas para hogares en los que se suelen sacudir las fundas a diario porque se merienda o se come en el sofá, ya que resulta muy fácil hacerlo en estos modelos Práctica.