Seleccionar página
Dime cuál es tu sofá y te diré cuál es tu estilo de vida

Dime cuál es tu sofá y te diré cuál es tu estilo de vida

El sofá que has elegido dice mucho sobre ti y sobre tu estilo de vida, tal vez incluso más de lo que tú crees. Si estás pensando en cambiar tu mueble, saber qué sofá es adecuado para cada estilo, puede ayudarte a tomar la mejor decisión durante la elección. Tú puedes escoger el sofá que más te guste, nosotros te proporcionaremos fundas adecuadas para cualquiera de ellos en todos los colores de moda para que siempre lo tengas como nuevo.

Dos sofás de relax con una mesita en medio

Es la opción de los más sibaritas, de aquellos que se sientan en su sala de estar para disfrutar de una sesión de buen cine, de música o de un buen libro. Su salón es territorio privado, solo apto para ellos y no un lugar para estar con los amigos. Por supuesto, este tipo de salón es para quienes disponen de dos salas de estar, una para ellos y otra para usos generales.

No es la opción más frecuente, pero se da con más frecuencia de lo que pensamos, sobre todo en matrimonios mayores que apuestan por la comodidad y que cuentan con un salón formal para recibir a las visitas.

Chaise Longue

El chaise longue es la opción favorita de la gente más joven y para los hogares más modernos. Tiene la desventaja de que son sofás grandes que no tienen en realidad más de tres plazas, por lo general, pero tienen la ventaja de ser muy cómodos y permitir tumbarse para ver la tele de frente, y no de lado. Además, aunque una persona esté tumbada, no ocupa el resto de las plazas, por lo que puede haber más gente compartiendo el espacio.

Se han puesto muy de moda por ser cómodos, pero también porque son bonitos y muy acogedores. Llevan años siendo los reyes de muchas salas de estar, ganando más y más adeptos como sofás para parejas y también como sofá para familias.

sofa chaise longue

Juego de tres más dos

La combinación clásica por excelencia para los hogares con niños. Es una combinación muy fácil de encajar en cualquier sala de estar y permite que todas las plazas sean ocupadas con comodidad, algo que no ocurre en las rinconeras, por ejemplo.

Es la favorita de los amantes de las salas de estar más tradicionales. Una variación de este tipo de sala de estar es la de un sofá de tres plazas y dos de una plaza, una manera de aumentar plazas en salas pequeñas que no permitirían otro tipo de combinaciones.

sofá tres más dos

Sofá rinconera

El sofá de rinconera está pensado para hogares en los que siempre hay mucha gente. Pueden ser familias con niños o casas en las que se acostumbran a juntar grupos de amigos para ver el fútbol o para disfrutar de una tarde de cine.

Permiten acomodar a muchas personas aprovechando al máximo el espacio y, en muchos casos, incluso favorecen el jugar con puffs que pueden formar parte de la rinconera cuando no se están utilizando. De esta manera, se logran unos cuantos asientos más que no ocuparán sitio cuando no son necesarios.

Durante los últimos años este tipo de sofás no fueron tendencia, pero ahora vuelven a estar de moda y se pueden encontrar fácilmente. Al contrario que antes, los sofás de rinconera ya no son exclusivamente redondeados, en muchos casos son en ángulo recto para aprovechar todavía más el espacio y encajar mejor en la forma angular de las habitaciones. Incluso es posible encontrar sofás en forma de U para los salones de mayor tamaño y donde se precisen más asientos.

Sofá estilo chester

El sofá estilo chester es el predilecto por aquellos que adoran las salas de estar con decoraciones originales y con mucha clase. Son personas que le dan una gran importancia al diseño y que lo priman por encima incluso de las grandes comodidades.

Normalmente, este tipo de sofá es escogido por personas que no tienen niños y que pueden decorar su sala de estar de una forma exclusivamente adulta. Encajan sobre todo en ambientes con aire retro, ya que, estos sofás tiene un aire muy clásico que encandila a los que sienten cierta nostalgia por los ambientes decorativos de mediados del siglo pasado.

Sofá cama

Los sofás cama son los escogidos por las personas más prácticas y sociables. Son aquellos que viven en una casa que no tiene espacio quizás para una habitación de invitados, pero que no quieren dejar de recibir a la familia y a los amigos en su hogar.

El sofá cama permite convertir la sala de estar en un dormitorio improvisado muy cómodo y volver a convertirlo en una sala en solo un par de movimientos. Algo que en cualquier hogar práctico es un gran punto a favor.

Claves para decorar tu salón con estilo

Claves para decorar tu salón con estilo

Aquellos que somos más caseros pasamos muchas horas al día en el salón de casa. Allí se puede leer, estudiar con los niños, trabajar o ver la televisión, jugar a juegos de mesa o disfrutar de agradables conversaciones mientras se toma algo. Es el lugar para reunirse con la pareja, con la familia y también con los amigos. Por eso es tan importante dedicar tiempo en decorarlo bien para que resulte acogedor y cómodo.

Vamos a ver algunos trucos clave para que la decoración del salón sea la más adecuada y, sin gastar mucho dinero, tengamos una habitación que sea bonita, moderna y a la vez muy práctica.

Cómo decorar tu sofá

El sofá es el lugar donde más cómodos debemos de sentirnos. Un sofá incómodo es, desde luego, un mal sofá por muy bonito que resulte. Por eso hay que apostar por la comodidad y también por algo muy práctico.

Pocas cosas son tan gratificantes como llegar a casa y tumbarse en el sofá. Y no queremos hacerlo estando pendientes de no rozar la tela, de no manchar el tapizado o de no poder tomar algo mientras vemos nuestro programa preferido por miedo a que pueda caer algo de comida sobre el mueble. Por eso, las fundas son el primer elemento que hará que todo el mundo se sienta a gusto y cómodo en el sofá.

Elegir una funda bonita, con un color que combine bien con el resto de la decoración, hará que no solo sea algo práctico, sino todo un éxito. La funda se puede combinar con un plaid en invierno, que le dará calidez al sofá o con un foulard en verano que hará que se vea más fresco y desenfadado.

Por supuesto, no pueden faltar los cojines, con un tono de fondo a juego con la funda y con estampados que ofrezcan la nota de color y de contraste logrando que todo encaje perfectamente.

El mueble de salón

El mueble del salón ha pasado de ser algo imprescindible en cualquier hogar a ser algo que puede o no formar parte del mismo. Las famosas enciclopedias que decoraban antiguamente todos los hogares ya no son necesarias con Internet y mucha gente a cambiado los libros de papel por los digitales.

novedades en mueble de salón

Por eso, en un salón pequeño se puede prescindir del mueble clásico de salón y darle un estilo muy diferente a esta habitación colgando la tele de la pared y colocando al lado baldas de diferentes materiales o incluso un mueble auxiliar tipo vitrina. Las combinaciones son muy variadas gracias a eliminar esos grandes muebles que tanto ocupaban y que recargaban en exceso el salón.

La zona de comedor

En la zona del comedor la mesa es un elemento importante, pero también lo son las sillas. Si se han utilizado fundas para el sofá lo más adecuado es utilizarlas también para las sillas. Que ambas cosas vayan a juego hace que el espacio se vea más unificado y todo ofrezca un conjunto más integrado y bonito.

fundas para sillas

Elegir una mesa cómoda y adecuada al espacio, que no se vea demasiado pequeña pero tampoco muy grande, será la clave para acertar en la decoración básica de este espacio. Pero también lo será la iluminación ya que es fundamental que esté situada justo en el centro de la mesa o que sean dos puntos, uno en cada extremo de la misma, los que hagan que esta quede como un elemento destacado en la habitación.

Cuando la clave está en el almacenaje

En algunos salones la clave de la decoración está en tener espacio de almacenaje. Si el salón es muy pequeño se recomienda que se coloquen baldas altas, que harán que visualmente no se acorte tanto el espacio y se disponga de sitio para colocar libros y otros objetos.

También se puede crear espacio de almacenaje comprando un sofá que tenga hueco para guardar cosas o una mesa de centro que sea, en realidad, un baúl con un cristal encima. Este tipo de mesas son muy decorativas y en el interior del baúl se pueden guardar multitud de cosas. Además, le dan al salón un toque original y muy llamativo.

Los muebles bajos para la televisión, con una cajonera, son también perfectos para tener espacio de almacenaje y ser, además, muy atractivos visualmente hablando tanto si se quieren colocar en salones de gran tamaño como en otros más pequeños.

Los bancos de obra debajo de las ventanas no solo son detalles muy bonitos y prácticos en un salón grande, sino que se consigue con ellos un espacio de almacenaje amplio y muy atractivo. Bien decorados, con bonitos cojines a juego, pueden ser un lugar perfecto para leer, ya que se tiene disponible toda la luz natural. Quedan especialmente bien cuando se combinan con estores en lugar de cortinas.