Seleccionar página
Alarga la vida de tus sillones con nuestras fundas

Alarga la vida de tus sillones con nuestras fundas

¿Cuántos años quieres que dure tu sillón? Esos sillones eternos que pasaban de generación en generación forman parte del pasado, un pasado en el que tapizar era más barato que comprar un mueble nuevo y en el que los armazones de los muebles estaban pensados para durar toda la vida.

Pero esto no quiere decir que si encuentras un sillón cómodo y bonito no vayas a intentar que dure el mayor tiempo posible. Uno de los puntos débiles de estos muebles es el tapizado, que si se mancha y se limpia con frecuencia se acaba gastando con rapidez. Además, el roce diario hace que si no es de calidad, tenga marcas en poco tiempo.

Las fundas para sillones son la mejor herramienta para alargar al máximo la vida de los sillones y disfrutar del mueble durante mucho tiempo.

Un sillón nuevo… ¿con una funda?

“Yo no he comprado un sillón para taparlo” Seguramente hayas escuchado esto más de una vez o incluso lo hayas pensado. No se trata de “tapar” un sofá o un sillón, se trata de protegerlo para poder mostrarlo en perfecto estado siempre que se desee. Mantener una tapicería impecable y a la vez usar una sala de estar de forma diaria no es compatible, ya que, con el tiempo, el simple roce de la ropa al sentarse puede acabar causando cierto desgaste.

Las fundas no son simples protectores, también son atractivas. Están fabricadas en telas bonitas que también encontrarás tanto en los colores de moda como en los tonos más clásicos, como los marrones o los beiges. Consigue una sala bonita y práctica para el día a día, cuando te apetezca lucir la tapicería del sillón, se verá impecable, perfecta como el primer día durante mucho tiempo. Algo que agradecerás.

Escoge fundas cálidas de cara al invierno

En Sofundas vas a encontrar telas en muchos colores y también de diferentes materiales y texturas, cubriendo así todas las necesidades y gustos. Algunas son más frescas y resultan muy apropiadas para el verano, otras tienen un toque extra de calidez que las hace ideales para el otoño y el invierno. Además, se pueden completar las fundas con cojines diferentes y con fulares o plaids según la época del año para ayudar a reforzar la sensación que se pretenda dar.

Los colores escogidos para las fundas también suelen variarse dependiendo de la estación del año. En verano los tonos vivos y luminosos como los rosas, los blancos o los crema ayudan a dar frescor a la sala de estar mientras que en invierno las familias prefieren la calidez de los marrones o los grises, tan de moda en las tapicerías originales de sofás de los últimos años. El color debe ir a juego con el conjunto de la sala y, dado que es recomendable tener un par de fundas para poder lavar y reponer, se pueden escoger iguales o en tonos distintos según la predisposición que se tenga a los cambios.

Haz de tu sala el lugar más polivalente de la casa

Tú eliges qué uso quieres darle a tu sillón. Puede ser un lugar para sentarse de manera formal a ver la televisión, leer o charlar o puede ser uno de los espacios más polivalentes de la casa. La mayoría de las familias apuestan por esta última opción y el sillón es el lugar en el que dormir una siesta rápida, en el que hacer los deberes, merendar o incluso, para algunos sirve como espacio para comer cuando se hace a solas.

El sillón también ocupa un lugar en la reunión con los amigos, en donde se comparten risas y confidencias pero también picoteos y bebidas. Puede ser ese espacio de relax en el que tumbarse. Incluso puede ser un improvisado lugar de trabajo en esas noches en las que no queda más remedio que traerse las tareas pendientes al hogar. Cada vez son más las empresas que apuestan por combinar teletrabajo con trabajo presencial y esto hace que la sala de estar se convierta, en algunos hogares, en una improvisada oficina y el sillón en parte de la misma.

Todas estas actividades hacen que el uso del sofá se multiplique. Conseguimos más beneficios de una misma habitación pero también sometemos a los muebles a un un uso mucho más intensivo, lo que hace necesario el protegerlos para evitar un rápido desgaste. El sofá es una de las piezas que se somete a un mayor desgaste y que, por tanto, más necesita de esta protección extra. Con las fundas se le ofrece ese abrigo pero sin perjudicar a la estética de la habitación en absoluto.

Fundas de sofá, la mejor opción para tu familia

Fundas de sofá, la mejor opción para tu familia

Las fundas de sofá son una gran ayuda para tener una sala de estar bien combinada, en buen estado y cómoda. La gran variedad de modelos, hace fácil escoger la que mejor queda en el conjunto de la sala de estar, además, puedes elegir distintos modelos de colores variados para tener más opciones decorativas.

Contar con un salón para visitas y una sala de estar para diario, no es lo más habitual en las casas de hoy en día, por eso, te aconsejamos que aprendas unos trucos que te ayuden a usar el sofá todos los días y aun así, conservarlo tan bonito como siempre, aquí es donde las fundas juegan un importante papel.

Usar fundas a diario, ayuda a que el sofá se mantenga en buen estado sin tener que ser especialmente cuidadosos. Y cuando se quieras presumir de mueble o de tapicería, solo debes retirar la funda. Se ponen y se quitan con un método fácil y rápido, te anima a su uso haciendo más sencillo el momento del lavado.

Fundas de sofá, la mejor solución para que los niños disfruten y tú te despreocupes

Los niños suelen ser inquietos pero además su prioridad es jugar, ya que, esta es su forma de aprender y de relacionarse con el mundo. Los peques no suelen ser conscientes de que los roces de sus zapatillas o de las ruedas de sus juguetes pueden causar daños en la tapicería de tu sofá.

También es normal que les caigan restos de comida o que cuando dibujan en sus libretas, acaben pintando la mesa o el sofá sobre el que están realizando sus tareas. Para los padres hay dos caminos, o estar todo el día encima de sus hijos para que no manchen, o tomar precauciones para que los pequeños puedan disfrutar de la sala sin que sea un problema para tu mobiliario.

Las fundas protegen lo más delicado de la sala, los sofás o las sillas, esto nos permite que los niños jueguen sin que la tapicería se vea en peligro. Poco a poco, aprenderán a tener cuidado con sus cosas, su ropa y su entorno, pero gracias a las fundas el proceso de aprendizaje será menos costoso.

Fundas de sofá para que tu mascota pueda subirse sin miedo

Si los niños pueden dañar una tapicería delicada, las uñas de un perro o de un gato pueden ser lo peor que le pase a tu sofá o a tus sillas nuevas. Muchas familias, utilizan una colchoneta o un espacio individual para sus mascotas, pero en otras esto no es una opción, ya que quieren disfrutar de su animal de compañía en todo momento. Además, si trabajas durante todo el día y te demoras, lo más normal es dejar que la mascota disponga del máximo espacio libre en casa, para no sentirse encerrado.

Las fundas para sofá son ideales para mascotas, ya que protegen la tapicería no solo de las uñas, sino también de los olores y de los pelos. Para que el sofá esté impecable solo debes sacar la funda, sacudirla bien y volver a colocarla, además, puedes lavarla tantas veces como necesites para evitar los olores.

Te aconsejamos que cuentes con dos fundas, de este modo, siempre tendrás el sofá en perfecto estado y si llega una visita inesperada, solo debes colocar la que está limpia, tardarás un par de minutos hacerlo.

Fundas de sofá para que los amigos piquen mientras veis una serie

No solo los niños o las mascotas manchan las fundas del sofá, debes reconocer que los adultos también podemos poner en riesgo una tapicería. Ya sea con comida mientras vemos una serie o cuando disfrutamos de unos aperitivos durante un partido de fútbol, las reuniones con amigos son un buen ejemplo; cuando las bebidas y los snacks pueden acabar sobre el sofá fácilmente.

Para estas reuniones informales las fundas son una gran solución. Quedan bonitas, por tanto no van a desentonar con el resto de la sala, permiten que puedas estar más relajado sin estar pendiente de que caigan alimentos o bebidas sobre el sofá.

Gracias a la gran variedad de modelos que hay en nuestra tienda online, no importa el tipo de sofá que tienes, siempre habrá una funda adecuada tanto en la forma como en el color. Contamos con diferentes estilos y telas para que puedas incorporar a la decoración de tu sala consiguiendo que sea un elemento que sume en elegancia y no solo una medida de protección.