Seleccionar página
5 tipos de fundas de sofá perfectas para tu hogar

5 tipos de fundas de sofá perfectas para tu hogar

Los sofás de nuestra casa son espacios cómodos en los que disfrutamos del tiempo de ocio. Pero también son muebles ligeramente maltratados, ya que sobre ellos comemos, picoteamos viendo una peli y hasta ponemos los pies para estar más cómodos. Protegerlos con los diferentes tipos de fundas de sofá perfectas para tu hogar es la mejor manera de mantenerlos impecables siempre. Así que hoy queremos aprovechar para enseñaros 5 tipos de nuestras fundas de sofá. ¿Con cuál de ellas te quedarías?

Fundas prácticas

Nos encantan por lo cómodas que resultan. Solo hay que colocarlas encima del sofá y listo. Nos dejan ver los colores originales del mueble y también nos permiten ver el estampado, pero protegen precisamente las áreas que están sometidas a un mayor desgaste, como es la zona en la que nos sentamos, la espalda y el reposabrazos. 

Estas fundas prácticas se quitan y se ponen con total rapidez y se pueden sacar todos los días para sacudirlas y limpiar el sofá por debajo, siendo ideales para lugares en los que hay niños o para personas mayores que comen en su sofá o sillón.

Fundas elásticas adaptables

Son fundas integrales que cubren totalmente el mueble. Lo envuelven como un guante y se adaptan a la forma que pueda tener cualquier sofá. De esta manera, no se verá nada del color original del mueble, siendo ideales cuando se quiere renovar un sofá con una tapicería ya gastada o vieja o con unos colores que no concuerdan con la decoración actual de la habitación.

Normalmente, son de un solo tono para que resulte mucho más fácil combinarlas con el resto de la decoración, aunque pueden tener algunos detalles en color. Los cojines y los plaids decorativos ayudarán a que todo quede perfectamente coordinado y a que el sofá tenga la nota de color que nos pueda gustar para restarle un poco de sobriedad. 

Fundas para chaise longue

Los sofás chaise longue se han convertido en los favoritos para los salones más juveniles. Resultan muy atractivos y cómodos y permiten tumbarse a ver la televisión pero que otras personas puedan sentarse en los espacios restantes del sofá. Pero, precisamente por ser un sofá pensado para recostarse por completo, también es de los que más sufren el roce de las zapatillas y del cuerpo.

Por eso es muy importante protegerlos adecuadamente y son muchas las personas que nada más adquirir su chaise longue ya buscan una funda para ponerlo. 

Existen fundas práctica y fundas ajustables pensadas para chaise longue, por lo que se podrá optar por el sistema que más nos guste para este tipo de sofás. La práctica tiene la ventaja de que permite ver el sofá original, lo que seguramente nos guste cuando el mueble está nuevo. 

Las fundas integrales protegen todo el sofá, algo muy importante si hay niños en casa que puedan mancharlo con los pies o con comida. Pero no estaremos disfrutando del tapizado original del mueble, que seguramente hayamos elegido con tantas ganas y que nos guste tanto. La elección deberá de hacerse en función del estilo de vida de la casa, para que todo el mundo pueda estar cómodo y disfrutar del mueble, lo más importante. 

Fundas para sofás clic clac

Los sofás clic clac son muy utilizados en pequeñas salas de estar y también en habitaciones multiusos que son salita o cuarto de trabajo, pero que se convierten en un cómodo cuarto de invitados cuando la ocasión así lo requiere. 

Estos sofás cuentan con fundas específicas para ellos que se adaptan a su movimiento y a sus características. Así, aunque normalmente sea la sala en la que los niños ven los dibujos o juegan a la consola, el sofá estará impecable cuando llegue un invitado. Solo habrá que sacar la funda y tendremos un mueble nuevo, que tan solo tendremos que abrir para que pueda disfrutar de una cómoda cama.

Fundas para sillones

Por último, queremos destacar las fundas para sillones que podemos comprar a juego con los sofás principales. Así, todo quedará del mismo color, incluso si los sofás y los sillones no se han comprado inicialmente a juego.

Conseguimos, de esta forma, que un sillón que se ha comprado para que el abuelo pueda estar cómodo viendo la tele, quede integrado con el resto de muebles de la sala. O que nuestro sillón de lectura regulable parezca haber sido comprado a la vez que el sofá.

¿Qué te han parecido los tipos de fundas de sofá perfectas para tu hogar que te hemos presentado? En nuestra tienda online encontrarás todas estas en distintos modelos y en una gran variedad de colores para que siempre encuentres la que encaje en tu sala.