Seleccionar página

Las fundas chaise longue son tu mejor elección para este tipo de sofá. Tanto si optas por una funda elástica que lo cubra por completo, como si prefieres una funda práctica que deje al descubierto parte de la tapicería. Con esta funda de sofá encontrás el aliado perfecto para renovar la imagen de tu salón-comedor; sin duda, no te va a defraudar. Sigue leyendo este post y descubre por qué es una buena opción a tener en cuenta. Te contamos cuáles son las razones por las que elegir una funda para tu sofá chaise longue.

7 razones por las que las fundas chaise longue son tu mejor elección

1. Cubren perfectamente tu sillón chaise longue

Las fundas diseñadas para el chaise longue lo cubren perfectamente. En el caso de las fundas prácticas, permiten que se pueda ver la tapicería, por lo que se debe de elegir una funda que combine con la misma. Pero si hablamos de una funda elástica, se cubrirá por completo el mueble. Estas dos elecciones hacen que se pueda elegir en cada caso el estilo que se desea y el resultado que se quiera llegar a conseguir. Disfruta ahora de un sofá, total o parcialmente cubierto, con una funda que está especialmente pensada para la forma características de los chaise longue.

2. Ya no te preocupará que se tumben sin quitarse las zapatillas

Seguramente no te guste pasarte el día preocupado porque los niños o el resto de familiares se tumben con las zapatillas encima del sofá. Incluso a ti puede que te de rabia tener que quitártelas cuando hace frío porque no quieres dañar la tapicería del sofá. Con una funda, este mueble estará perfectamente protegido

3. No tendrás que estar colocando diferentes mantas

Una solución de emergencia para proteger el sofá es colocar sobre el mismo alguna colcha o manta. Esto puede valer en el caso de un sofá normal de dos o tres plazas pero la forma del chaise longue no permite poder hacerlo con suficiente comodidad. Al final hay que colocar dos y hasta tres mantas sobre el sofá, por lo que jamás se ve recogido y ordenado. Con una funda especial para chaise longue este problema no existe, ya que encajan perfectamente en la forma de tu sofá.

4. Podrás lucir tu sofá cuando quieras de manera sencilla

Si tienes visitas, si hay una ocasión especial o si simplemente te apetece ver tu chaise longue en todo su esplendor, solo tendrás que quitar la funda y lo tendrás tan bonito como siempre. Si tu chaise longue es nuevo, no tienes de qué preocuparte con nuestras fundas de sofá ya que son muy fáciles de poner y de quitar; además, no tendrás pereza alguna por descubrirlo cuando te apetezca y lo creas conveniente.

5. Volverá a combinar con tu sala de estar

Tal vez, cuando compraste tu chaise longue, este combinaba perfectamente con el resto de tu sala de estar. Pero pasado el tiempo decidiste cambiar alfombras y cortinas porque necesitaban renovarse o simplemente deseabas una remodelación. Es posible que al elegir las nuevas opciones la tapicería del chaise longue no encaje con el espacio actual de tu salón. Ahora, con Sofundas puedes hacer que tu sofá se mantenga acorde a la estética de la decoración de tu comedor con una de nuestra fundas chaise longue.

6. Podrás aprovechar tu viejo y cómodo chaise longue más tiempo

Hay sofás que parece que cogen la forma de tu cuerpo y que se adaptan a ti de una manera especial. No importa lo viejos que puedan estar, te gustan tanto que no los cambiarías por ninguno otro. Sin embargo, con el paso del tiempo se estropean y pierden todo el atractivo de su aspecto, dejando un salón descuidado. 

Las fundas para chaise longue harán que puedas disfrutar de tu viejo sofá tanto tiempo como desees y que se vea absolutamente impecable. Si a la funda le añades unos cuantos cojines bien bonitos y modernos que combinen con tus cortinas, el salón se verá como si estrenaras sofá todos los días del año.

7. Cambiarás el aspecto de tu sala de forma muy sencilla

Si eres de las personas a las que les gustan los cambios, puedes tener diferentes fundas de sofá para cada época del año. Durante el invierno puedes apostar por tonos oscuros o neutros, como marrones, beige, grises o, incluso, los tonos caldera. Pero cuando llegue el buen tiempo, puedes pasarte a tonos más luminosos como el blanco, el crudo o colores vivos y alegres como el rojo o amarillo. Tu sala cambiará totalmente de aspecto con solo cambiar de funda y se verá renovada y acorde con la nueva estación.

Ahora ya sabes por qué las fundas chaise longue son tu mejor elección. Solo te queda acudir a nuestra tienda online y comprar la que más te guste para tu sofá. ¿Estás preparado?