Seleccionar página

¿Eres de esas personas que cuando llegan las fiestas navideñas se convierten en el perfecto anfitrión? ¿Es tu hogar punto de encuentro para toda la familia y para los amigos? Ser el anfitrión en ciertas ocasiones es un detalle estupendo, ya que, no hace falta que te muevas de tu casa para celebrar en familia.

Aunque, ser anfitrión requiere que la casa y los muebles estén a la altura de las circunstancias, suficientemente protegidos para evitar que un desgraciado accidente pueda amargarte la experiencia.

Prepara tu sofá para todo tipo de usos

Los sofás pueden ser el centro de una reunión navideña si se trata únicamente de tomar una copa y picar algo con los amigos para desearse felices fiestas. O pueden ser un elemento secundario si la fiesta se celebra en el comedor. De cualquier forma, siempre pasan por ellos muchas personas en un ambiente de fiesta, es este ambiente que favorece que se relajen las precauciones y se pueda derramar el contenido de una copa e incluso que pueda caer algo de comida sobre él.

En estas celebraciones, todo el mundo debería estar igual de relajado y feliz, no preocupado de si su sofá se ha manchado. Por eso, te proponemos algunas fundas ideales para estas fechas, que te ayudarán a olvidarte de tu sofá y centrarte en lo que realmente importa.

  • Funda básica Cora: Disponible para todos los tamaños de sofá, esta funda destaca por su composición 55% poliéster, 30% algodón y 15% elastómero que permite el mejor ajuste con ese toque especial de suavidad que aporta el algodón. Está disponible en una gran cantidad de colores que se pueden combinar con el resto de muebles y elementos decorativos. Pero por ser Navidad, sugerimos el rojo a juego con la decoración propia de estas fechas.
  • Funda práctica Dual Quilt: Ideal si no quieres renunciar a que se vea parte de la tapicería del sofá. Elaborada totalmente en poliéster de alta calidad, esta funda no se arruga y se ve siempre impecable. Te recomendamos cogerla en un tono neutro que combine con la tapicería original y que proteja pero pasando bastante desapercibida.
  • Funda para chaise longue Ulises: 50% Poliéster, 45% algodón y 5% elastómero para esta funda que se ajusta como un guante a tu sofá estilo chaise longue y que hará que todo el mundo pueda usarlo sin miedo a las manchas. Este tipo de sofás, resultan muy tentadores para tumbarse tras una cena larga y copiosa o para poner a dormir a los niños que caen derrotados, todavía con un dulce navideño en la mano. Por eso es tan importante protegerlos. Son los sofás que generalmente más se suelen manchar, por eso, te recomendamos una funda oscura, incluso en un atrevido tono negro, para que resista todo lo que se le eche sin renunciar a la elegancia.

Sillas, elegantes y bien vestidas

Si los sofás son lugar de trasiego, las sillas del comedor no lo son menos. Las fundas cumplen una doble misión fundamental en estos casos. Por un lado, unifican el conjunto, es frecuente que en días así, se usen sillas de diferente procedencia (cocina, estudio, comedor), de esta forma, todas se ven más iguales. Por otro lado, las fundas ayudan a proteger la tapicería de las sillas evitando que las manchas de vino o comida queden impregnadas en la misma.

  • Fundas para sillas con respaldo Cora: A juego con la sugerida anteriormente para el sofá, esta funda integral cubre el respaldo y el asiento de la silla. Puede encontrarse en los mismos colores que la funda para sofá, por lo que se podrían comprar en rojo y tener una preciosa y conjuntada decoración navideña en sala y comedor.
  • Fundas para sillas con respaldo Sucre: En este caso, el modelo tiene una tela muy bonita y original ya que hace un pequeño dibujo que destaca el color elegido. Una funda disponible en colores muy vivos y también en tonos neutros para que puedas jugar con la decoración como más te guste. Nada menos que diez tonos distintos y una gran adaptabilidad gracias a su tejido bielástico que permite que la funda encaje en la mayor parte de las sillas del mercado. Se vende en lote de dos, como la mayoría de modelos de la página.
  • Fundas para sillas sin respaldo Dorian: Ideal para esas sillas cuyo respaldo es de madera o no necesita cubrirse. Se encuentra en packs de dos y de seis unidades, además, su tejido es especialmente mullido y atractivo. Una idea es comprar estas fundas en blanco natural a juego con la mantelería para dar una apariencia especialmente elegante a la mesa.