Seleccionar página
Trucos para decorar tu salón de forma divertida

Trucos para decorar tu salón de forma divertida

¿Eres una persona divertida y quieres que este aspecto de tu personalidad se refleje en tu salón? Esos tiempos en los que el salón era un espacio formal que tenía que respetar necesariamente unas encorsetadas reglas de decoración, afortunadamente han quedado atrás y ahora las tendencias son claras. El salón tiene que reflejar la personalidad de aquellos que lo ocupan cada día. Por eso, te ofrecemos trucos para decorar tu salón de forma divertida y crear un ambiente perfecto para ti y para tu familia

Echa tu imaginación a volar y logra extender tu personalidad en tus espacios. ¿No sabes cómo? ¡Te lo contamos!

Fundas de sillas de diferentes colores

Una manera de darle un toque divertido y desenfadado al comedor es jugando con los colores de las fundas de las sillas. Puedes realizar diferentes combinaciones según lo que estés buscando. Si quieres un toque informal pero sin perder la elegancia, puedes combinar dos tonos. Esta es una opción perfecta para salones decorados en blanco, pudiendo alternar fundas en este tinte y en negro. Por ejemplo, si las combinas con manteles negros y vajilla blanca, tendrás una mesa elegante pero a la vez con un toque divertido y distinto a lo habitual.

Y si lo que buscas es algo mucho más informal, puedes usar más colores. Si tienes seis sillas de comedor puedes combinar una de cada tono, la opción más divertida y también la más juvenil y rompedora. Pero también puedes combinar tres colores, dos sillas de cada tono, colocando dos iguales a las cabeceras y los otros dos tonos cruzados en los laterales.

Si no te gustan las opciones tan programadas, puedes comprar fundas de diferentes tonos y alternarlas sin un orden ni un número determinado. Esta forma aparentemente más anárquica de distribución puede tener su punto si se saben realizar bien las elecciones y, aunque todo parezca que no tenga un sentido claro, en el fondo esté conjuntado con cojines y otros elementos decorativos de la sala de estar o el comedor.

Funda Práctica sobre funda elástica

En nuestro catálogo contamos con diferentes tipos de fundas para el sofá. Pero, ¿sabes que no tienen por qué ser excluyentes entre sí? Puedes conseguir combinaciones muy divertidas combinando dos fundas. Te contamos cómo hacerlo.

Si tu sofá tiene la tapicería muy estropeada o sus colores son tan apagados que ya te has cansado de ellos, atrévete con una combinación que no va a dejar indiferente a nadie. Arriésgate con una funda elástica como nuestras básicas en un color rojo. Varios de nuestros modelos tienen una opción en este color, así que no te resultará complicado encontrarla. O tal vez en un amarillo vivo.

A continuación, busca una funda práctica en un tono rosa como el que tenemos disponible en nuestra funda de sofá práctica Eysa Dual Quilt. Las combinaciones de rojo y rosa están de moda, son rompedoras y le dan un toque muy divertido y diferente a tu sofá.

Si has optado por un amarillo con una funda de sofá práctica Eysa Oslo en color morado. La mezcla de amarillo y morado es una de las propuestas de moda más impactantes y que puedes llevar a tu sala de estar, dando mucha luz a la misma y ofreciendo a la vez un look joven, desenfadado y muy divertido. 

No son las únicas combinaciones posibles, solo tienes que echar un vistazo a las propuestas de moda para vestir y copiarlas o, por qué no, crear las tuyas propias.

Cojines que marcan la diferencia

Ya hemos mencionado los cojines en estas decoraciones para un salón comedor. Pero ahora queremos hacer una mención más expresa a estos elementos porque son la sal y la pimienta de muchos estilismos

Las fundas de sofá suelen ser en tonos lisos o con muy pocos estampados. Esto es perfecto para que el sofá combine más fácilmente con el resto de elementos de la habitación. Pero si se busca una decoración divertida es imprescindible combinar estas fundas con cojines muy coloridos y atrevidos.

Elige una en tono neutro y muchos cojines que pueden tener impresión digital, que es seguramente la más llamativa y divertida. El contraste entre la sobriedad de la funda y el color casi HD de los cojines será el que le dé el punto de frescura a tu salón y lo convierta en un lugar único y que refleje tu personalidad. Con estos trucos para decorar tu salón de forma divertida seguramente consigas un espacio que todos tus amigos asociarán a tu personalidad y forma de ser, siendo muy especial y exclusivo.

Fundas chaise longue: por qué son tu mejor elección

Fundas chaise longue: por qué son tu mejor elección

Las fundas chaise longue son tu mejor elección para este tipo de sofá. Tanto si optas por una funda elástica que lo cubra por completo, como si prefieres una funda práctica que deje al descubierto parte de la tapicería. Con esta funda de sofá encontrás el aliado perfecto para renovar la imagen de tu salón-comedor; sin duda, no te va a defraudar. Sigue leyendo este post y descubre por qué es una buena opción a tener en cuenta. Te contamos cuáles son las razones por las que elegir una funda para tu sofá chaise longue.

7 razones por las que las fundas chaise longue son tu mejor elección

1. Cubren perfectamente tu sillón chaise longue

Las fundas diseñadas para el chaise longue lo cubren perfectamente. En el caso de las fundas prácticas, permiten que se pueda ver la tapicería, por lo que se debe de elegir una funda que combine con la misma. Pero si hablamos de una funda elástica, se cubrirá por completo el mueble. Estas dos elecciones hacen que se pueda elegir en cada caso el estilo que se desea y el resultado que se quiera llegar a conseguir. Disfruta ahora de un sofá, total o parcialmente cubierto, con una funda que está especialmente pensada para la forma características de los chaise longue.

2. Ya no te preocupará que se tumben sin quitarse las zapatillas

Seguramente no te guste pasarte el día preocupado porque los niños o el resto de familiares se tumben con las zapatillas encima del sofá. Incluso a ti puede que te de rabia tener que quitártelas cuando hace frío porque no quieres dañar la tapicería del sofá. Con una funda, este mueble estará perfectamente protegido

3. No tendrás que estar colocando diferentes mantas

Una solución de emergencia para proteger el sofá es colocar sobre el mismo alguna colcha o manta. Esto puede valer en el caso de un sofá normal de dos o tres plazas pero la forma del chaise longue no permite poder hacerlo con suficiente comodidad. Al final hay que colocar dos y hasta tres mantas sobre el sofá, por lo que jamás se ve recogido y ordenado. Con una funda especial para chaise longue este problema no existe, ya que encajan perfectamente en la forma de tu sofá.

4. Podrás lucir tu sofá cuando quieras de manera sencilla

Si tienes visitas, si hay una ocasión especial o si simplemente te apetece ver tu chaise longue en todo su esplendor, solo tendrás que quitar la funda y lo tendrás tan bonito como siempre. Si tu chaise longue es nuevo, no tienes de qué preocuparte con nuestras fundas de sofá ya que son muy fáciles de poner y de quitar; además, no tendrás pereza alguna por descubrirlo cuando te apetezca y lo creas conveniente.

5. Volverá a combinar con tu sala de estar

Tal vez, cuando compraste tu chaise longue, este combinaba perfectamente con el resto de tu sala de estar. Pero pasado el tiempo decidiste cambiar alfombras y cortinas porque necesitaban renovarse o simplemente deseabas una remodelación. Es posible que al elegir las nuevas opciones la tapicería del chaise longue no encaje con el espacio actual de tu salón. Ahora, con Sofundas puedes hacer que tu sofá se mantenga acorde a la estética de la decoración de tu comedor con una de nuestra fundas chaise longue.

6. Podrás aprovechar tu viejo y cómodo chaise longue más tiempo

Hay sofás que parece que cogen la forma de tu cuerpo y que se adaptan a ti de una manera especial. No importa lo viejos que puedan estar, te gustan tanto que no los cambiarías por ninguno otro. Sin embargo, con el paso del tiempo se estropean y pierden todo el atractivo de su aspecto, dejando un salón descuidado. 

Las fundas para chaise longue harán que puedas disfrutar de tu viejo sofá tanto tiempo como desees y que se vea absolutamente impecable. Si a la funda le añades unos cuantos cojines bien bonitos y modernos que combinen con tus cortinas, el salón se verá como si estrenaras sofá todos los días del año.

7. Cambiarás el aspecto de tu sala de forma muy sencilla

Si eres de las personas a las que les gustan los cambios, puedes tener diferentes fundas de sofá para cada época del año. Durante el invierno puedes apostar por tonos oscuros o neutros, como marrones, beige, grises o, incluso, los tonos caldera. Pero cuando llegue el buen tiempo, puedes pasarte a tonos más luminosos como el blanco, el crudo o colores vivos y alegres como el rojo o amarillo. Tu sala cambiará totalmente de aspecto con solo cambiar de funda y se verá renovada y acorde con la nueva estación.

Ahora ya sabes por qué las fundas chaise longue son tu mejor elección. Solo te queda acudir a nuestra tienda online y comprar la que más te guste para tu sofá. ¿Estás preparado?

Trucos para mantener tu casa fresca en verano

Trucos para mantener tu casa fresca en verano

Existen diferentes trucos para mantener una casa fresca en verano, especialmente cuando no hay aire acondicionado. Los ventiladores siguen siendo grandes aliados pero cuando hay un fuerte ola de calor todo parece ser poco.

Por eso te traemos una serie de recomendaciones pensadas para refrescar tu hogar durante los meses de mayor calor.

El algodón, un gran aliado

Los materiales escogidos para los textiles del hogar son muy importantes de cara a mantener una buena temperatura en el ambiente. Los tejidos naturales transpirables son los más adecuados para mantenerse fresco, ya sea en cama o ya sea al sentarse en el sofá. Entre estos tejidos más suaves y transpirables, destaca el algodón.

Si tu sofá es de piel o es de algún tejido no transpirable o especialmente cálido, sentarte en él en verano puede ser un verdadero suplicio. Pero solucionar esto es muy sencillo, solo tienes que poner unas fundas frescas transpirables en el sofá y sentirás una sensación totalmente diferente una vez que te sientes.

Haz lo mismo con tus sillas, para evitar esa incómoda sensación humedad en el asiento tras pasar mucho tiempo sentado sobre él. Además, en la mayor parte de los casos no es una sensación sino una realidad e incluso puede llegar a mojarse la ropa.

Estarás más fresco y más a gusto en tu casa sentado sobre fundas de tejidos refrescantes que te permitan mantener la silla o el sofá seco en lugar de acumular la humedad sobre la superficie.

Cierra las cortinas en las horas de calor

En días muy soleados parece que apeteciera abrir la casa y dejar entrar la luz, pero si se quiere un hogar fresco hay que hacer exactamente lo contrario.

Si tienes la casa abierta entrará el calor, el aire recalentado de la calle y los rayos del sol que ofrecen mayor sensación de calor. Por eso, la mejor manera de actuar es cerrando las cortinas e incluso bajando las persianas en los dormitorios, para que mantengan el aire fresco de los ventiladores, del aire acondicionado o, que al menos, el ambiente no se caliente más.

Al llegar la tarde noche, en los lugares en los que refresca, es el momento de abrir la casa y dejar que entre el aire de temperatura más agradable. Así, la casa bajará unos grados de temperatura, se renovará el aire y todo eso ayudará a dormir mejor.

Es conveniente instalar mosquiteras para que el abrir las ventanas no sea sinónimo de entrada de los mosquitos, que pueden echar por tierra el plácido descanso.

Los estores con tela que evita las radiaciones negativas del sol son muy adecuados, porque dejan pasar la luz, pero ofrecen una barrera a los rayos UVA y también al calor. Además de conseguir un ambiente más fresco protegen a las personas y también a los muebles de los efectos nocivos del sol.

Friega la casa a última hora de la tarde

El agua fresca es una forma elemental pero efectiva de refrescar el ambiente. Pero si friegas la casa en las horas de más sol no va a servir de nada porque el agua se evaporará nada más tocar el suelo y no habrá lugar a que cause efecto alguno.

Sin embargo, si friegas la casa con agua fría al atardecer, cuando bajen las temperaturas, se notará todavía más ese fresco porque el agua irá evaporándose más despacio contribuyendo así a la subida ligera de las temperaturas.

Si utilizas aromas frescos cuando friegues tu hogar la sensación de frescura tan agradable va a acentuarse. Además, algunos olores ayudarán a evitar los insectos de verano, como el olor a lavanda o la contribuye la citronela que puede añadirse al agua de fregar porque tiene efectos repelentes contra los temidos mosquitos.

Otros consejos

Consigue que el efecto de tu ventilador sea más intenso con un cuenco con hielo y sal. El aire del ventilador pasará por el hielo y se enfriará, dando una sensación de frescor mucho mayor que con el ventilador solo.

Otro truco muy efectivo es cambiar todas las bombillas por bombillas LED. Este sistema de iluminación no solo consume mucho menos, perfecto para ayudarte a ahorrar a final de mes. Las bombillas de este tipo no se calientan tanto como ocurre con las tradicionales.

Dónde más vas a notar el cambio será en las habitaciones con lámparas de varias bombillas o en sitios en los que la luz está muy próxima, lámparas de lectura o focos para estudiar.

Es importante apagar los ordenadores y otros electrodomésticos cuando no se utilizan, porque pueden generar calor. Una CPU antigua puede dar mucho calor en una habitación y crear un ambiente complicado.

Hoy en día, los electrodomésticos modernos cada vez desprenden menos calor, pero no está de más apagarlos cuando el tiempo es extremadamente cálido.

Ten en cuenta que todo te ayuda a conseguir una habitación con una temperatura más agradable.

Claves para decorar tu salón con estilo

Claves para decorar tu salón con estilo

Aquellos que somos más caseros pasamos muchas horas al día en el salón de casa. Allí se puede leer, estudiar con los niños, trabajar o ver la televisión, jugar a juegos de mesa o disfrutar de agradables conversaciones mientras se toma algo. Es el lugar para reunirse con la pareja, con la familia y también con los amigos. Por eso es tan importante dedicar tiempo en decorarlo bien para que resulte acogedor y cómodo.

Vamos a ver algunos trucos clave para que la decoración del salón sea la más adecuada y, sin gastar mucho dinero, tengamos una habitación que sea bonita, moderna y a la vez muy práctica.

Cómo decorar tu sofá

El sofá es el lugar donde más cómodos debemos de sentirnos. Un sofá incómodo es, desde luego, un mal sofá por muy bonito que resulte. Por eso hay que apostar por la comodidad y también por algo muy práctico.

Pocas cosas son tan gratificantes como llegar a casa y tumbarse en el sofá. Y no queremos hacerlo estando pendientes de no rozar la tela, de no manchar el tapizado o de no poder tomar algo mientras vemos nuestro programa preferido por miedo a que pueda caer algo de comida sobre el mueble. Por eso, las fundas son el primer elemento que hará que todo el mundo se sienta a gusto y cómodo en el sofá.

Elegir una funda bonita, con un color que combine bien con el resto de la decoración, hará que no solo sea algo práctico, sino todo un éxito. La funda se puede combinar con un plaid en invierno, que le dará calidez al sofá o con un foulard en verano que hará que se vea más fresco y desenfadado.

Por supuesto, no pueden faltar los cojines, con un tono de fondo a juego con la funda y con estampados que ofrezcan la nota de color y de contraste logrando que todo encaje perfectamente.

El mueble de salón

El mueble del salón ha pasado de ser algo imprescindible en cualquier hogar a ser algo que puede o no formar parte del mismo. Las famosas enciclopedias que decoraban antiguamente todos los hogares ya no son necesarias con Internet y mucha gente a cambiado los libros de papel por los digitales.

novedades en mueble de salón

Por eso, en un salón pequeño se puede prescindir del mueble clásico de salón y darle un estilo muy diferente a esta habitación colgando la tele de la pared y colocando al lado baldas de diferentes materiales o incluso un mueble auxiliar tipo vitrina. Las combinaciones son muy variadas gracias a eliminar esos grandes muebles que tanto ocupaban y que recargaban en exceso el salón.

La zona de comedor

En la zona del comedor la mesa es un elemento importante, pero también lo son las sillas. Si se han utilizado fundas para el sofá lo más adecuado es utilizarlas también para las sillas. Que ambas cosas vayan a juego hace que el espacio se vea más unificado y todo ofrezca un conjunto más integrado y bonito.

fundas para sillas

Elegir una mesa cómoda y adecuada al espacio, que no se vea demasiado pequeña pero tampoco muy grande, será la clave para acertar en la decoración básica de este espacio. Pero también lo será la iluminación ya que es fundamental que esté situada justo en el centro de la mesa o que sean dos puntos, uno en cada extremo de la misma, los que hagan que esta quede como un elemento destacado en la habitación.

Cuando la clave está en el almacenaje

En algunos salones la clave de la decoración está en tener espacio de almacenaje. Si el salón es muy pequeño se recomienda que se coloquen baldas altas, que harán que visualmente no se acorte tanto el espacio y se disponga de sitio para colocar libros y otros objetos.

También se puede crear espacio de almacenaje comprando un sofá que tenga hueco para guardar cosas o una mesa de centro que sea, en realidad, un baúl con un cristal encima. Este tipo de mesas son muy decorativas y en el interior del baúl se pueden guardar multitud de cosas. Además, le dan al salón un toque original y muy llamativo.

Los muebles bajos para la televisión, con una cajonera, son también perfectos para tener espacio de almacenaje y ser, además, muy atractivos visualmente hablando tanto si se quieren colocar en salones de gran tamaño como en otros más pequeños.

Los bancos de obra debajo de las ventanas no solo son detalles muy bonitos y prácticos en un salón grande, sino que se consigue con ellos un espacio de almacenaje amplio y muy atractivo. Bien decorados, con bonitos cojines a juego, pueden ser un lugar perfecto para leer, ya que se tiene disponible toda la luz natural. Quedan especialmente bien cuando se combinan con estores en lugar de cortinas.