Seleccionar página
Fundas de sofá todoterreno perfectas para la vuelta al cole

Fundas de sofá todoterreno perfectas para la vuelta al cole

Con la vuelta al cole a veces aprovechamos para dar un pequeño cambio a la casa. Tenemos ganas de una renovación y tras un año en el que hemos pasado más tiempo de lo habitual en ella, tal vez haya llegado el momento de cambiar la apariencia de tu sofá.

Igual te planteas estrenar uno, bien porque el que tienes es antiguo o porque quieras conseguir un comedor con un ambiente diferente. Es cierto que siempre que vamos de debut estamos emocionados e ilusionados, pero tal vez no te puedas permitir un sofá completamente nuevo o el que ya tienes todavía tiene una larga vida útil por delante. En cualquiera de los casos, protegerlo frente al día a día de una familia, con o sin niños, es una opción muy importante que valorar.

Nuestras fundas son perfectas para convertir un mueble nuevo en un sofá todoterreno en el que olvidarse de cualquier inconveniente, mancha, etc. Deja de preocuparte y empieza a disfrutar de coleccionar momentos únicos e irrepetibles junto a los tuyos.

Te ayudamos a elegir tu funda perfecta para que el sofá quede protegido y la vuelta al cole no suponga un problema para nadie.

La elección del color

La elección del color es importante para acertar, ya que si se quiere que la funda sea todoterreno hay que escapar de esos tonos en los que las manchas se hacen más patentes. Se descartan, por tanto, los colores claros y también las tonalidades muy intensas, ya que, en estas, cualquier mancha será mucho más evidente.

Esta temporada se llevan mucho los tonos pastel, pero esos no son adecuados precisamente por resultar muy suaves. Por tanto, en este caso es mejor olvidarse de las modas y centrarse en lo que es más práctico. Por suerte, si eres de los que no pueden escapar al encanto de las tendencias del momento, algunas pueden adaptarse mejor a tus necesidades.

Por ejemplo, se hablamos de los verdes oscuros, que son tonos muy sufridos y pueden disimular mejor la suciedad. Igualmente, se encuentran en este listado las gamas azul marino y granates. Así, no tienes por qué renunciar al color y tener a la vez una sala con fundas todoterreno.

Pero si te resulta complicado combinar estas fundas con el resto de los elementos textiles de tu sala de estar, dispones de los clásicos marrones y grises que combinan con prácticamente todo y que siempre van a quedar bien.

La elección del tipo de funda

#1- Fundas Basic: comodidad y precios muy competitivos

Las fundas Basic con elásticos se adaptan a la forma del sofá. Son muy prácticas porque cubren totalmente el mueble, con lo que no queda ninguna parte desprotegida. Son perfectas para esos niños (y a veces no tan niños) que no se fijan muy bien donde apoyan la comida mientras ven la televisión o que se olvidan con frecuencia de descalzarse antes de poner los pies en el sofá.

Lo protegen perfectamente y su uso es sencillo, se quitan y se ponen con bastante facilidad. Al haber muchas opciones, puedes escoger el tipo de tejido y el color que más te gusten y que se adapten mejor al resto de la decoración de tu comedor.

Son de un solo tono o tienen un estampado muy suave, por lo que, si quieres romper la monotonía, puedes combinarlas con cojines estampados o con un plaid, que no solo le dará un toque diferente al sofá, sino que además lo protegerá un poco más.

#2- Funda práctica: se adapta a todos los sofás

Es un estilo de funda que, como su nombre indica, es extraordinariamente práctica. Si la Basic no es fácil de poner y quitar, la funda práctica lo es todavía más porque no hay que adaptarla en absoluto. Se coloca por encima del sofá y cubre las áreas que están en contacto con el cuerpo, así como los brazos. En cambio, permite que se vea el tapizado original del sofá.

La ventaja es que resultan más elegantes y si no te gusta tener tu sofá cubierto con una funda cuando tengas visita, puedes retirarla en un abrir y cerrar de ojos. Protege muy bien todas las zonas de mayor uso y hace contraste con el tono original del sofá, si se escoge un color adecuado ayudará a la imagen de tu comedor.

Sin embargo, al dejar al descubierto ciertas zonas, si los niños son muy pequeños, estos podrían acabar manchando el tapizado al tirar una bebida o al tocar con las manos sucias sobre él.

Estas son nuestras fundas todoterreno para la vuelta al cole. Elige los modelos que más te gusten y que encajen mejor con tu hogar y protege el sofá para que dure más limpios durante más tiempo.

Fundas de sofá, resuelve todas tus dudas

Fundas de sofá, resuelve todas tus dudas

Cada vez son más las personas que confían en Sofundas para comprar sus fundas para sofás, sillones y sillas. Pero todavía quedan ciertas dudas sobre este tipo de fundas en general que se repiten con frecuencia.

Por eso, hemos querido responder las más habituales para despejar cualquier incertidumbre que se pueda tener sobre este tipo de producto.

Por supuesto, estamos siempre a disposición de los clientes para cualquier duda que puedan tener o para cualquier aclaración sobre nuestros artículos.

¿Valen para todos los sofás?

En nuestra Web puedes encontrar fundas para prácticamente cualquier tipo de sofá. Salvo casos muy excepcionales por su tamaño o su forma fuera de lo común, las fundas de nuestra tienda online se van adaptan a cualquier mueble, ya que, las tenemos disponibles con una gran variedad de formas y de medidas.

En cualquier caso, es fácil comprobar si la funda encaja para un sofá, en concreto, porque en todas las fichas se especifican las medidas, para descarta errores. Pero si se compra una funda y finalmente no vale para un sofá, el cliente cuenta con un plazo de 20 días para efectuar la devolución.

¿Son adecuadas para sofás nuevos?

Hay una falsa creencia por parte de alguna gente de que las fundas solo son para sofás viejos que se quieren aprovechar, esto no es así. Las fundas son adecuadas para sofás nuevos que se quieren preservar nuevos durante mucho más tiempo.

Así, las tapicerías quedan protegidas y los niños pueden merendar en el sofá, el perro puede subirse o se puede comer sin miedo a que el sofá se quede sucio.

Cuando se quiere lucir la tapicería original no hay más que quitar la funda y se verá igual que el primer día. Todo, sin tener que estar actuando con sumo cuidado en cada momento, más bien al contrario, viviendo el sofá como hace cualquier familia y disfrutando del mismo sin tener que poner reglas estrictas para evitar dañarlo.

¿Realmente son tan fáciles de poner y de quitar?

Las fundas de nuestra Web están pensadas para facilitar la vida siempre y por eso sus diseños siempre hacen sencilla la tarea de colocar la funda o de retirarla.

Las fundas elásticas se colocan desde el respaldo hasta los pies y quedan totalmente encajadas de una manera muy rápida y cómoda. Las dúplex también son muy fáciles de poner, ya que la técnica es la misma solo que hay una segunda pieza para la zona de asiento. Las prácticas, como su nombre indica, son todavía más fáciles de colocar porque solo hay que colocarlas sobre el asiento.

En definitiva, en cuestión de pocos minutos las fundas pueden estar colocadas perfectamente y en segundos retiradas. También son muy fáciles de colocar cada día al ordenar el sofá y hacer la limpieza de la sala, por lo que siempre se van a ver impecables.

¿Qué tipo de funda debo de escoger?

El tipo de funda que vayas a escoger va a depender en gran medida del tipo de sofá que tengas. Muchos sofás, por su forma característica, aceptan solo un tipo de funda. Pero, si por el contrario, tienes un tresillo de líneas rectas, podrás jugar con distintos estilos de fundas, desde las de lazos hasta las elásticas o las fundas prácticas.

También va a depender de la frecuencia con la que quieras lavarlas y de si estás o no dispuesto a planchar. Las fundas elásticas o las prácticas no necesitan de plancha, pero las multiusos de telas más finas, las que son estilo foulard, sí será necesario plancharlas para que tengan una mejor apariencia.

¿Deben de ser las fundas idénticas?

Esta es una pregunta frecuente por parte de nuestros clientes. ¿Es realmente necesario que las fundas de sillones, sofás y sillas sean todas de un mismo color? Lo cierto es que no, pero sí es imprescindible que estén coordinadas para que la apariencia general de la habitación sea agradable.

Se recomienda no mezclar más de dos o tres colores principales en una misma habitación, así que puedes jugar con dos tonos de fundas y utilizar complementos para coordinar mejor el conjunto. Por ejemplo, las cortinas y las alfombras pueden ser de una tonalidad neutra, como un beige y las fundas de colores más intensos.

Juega a combinar granates y verdes oscuros. Por ejemplo, usa una funda en verde oscuro para el sofá y fundas granates para las sillas del comedor. Pero coloca sobre el sofá cojines con tonos en granate para crear un bonito conjunto. Del mismo modo, las cortinas o las alfombras pueden tener detalles en ambos tonos para conseguir que todo se vea dentro de un mismo conjunto.

Fundas de sofá, la mejor opción para tu familia

Fundas de sofá, la mejor opción para tu familia

Las fundas de sofá son una gran ayuda para tener una sala de estar bien combinada, en buen estado y cómoda. La gran variedad de modelos, hace fácil escoger la que mejor queda en el conjunto de la sala de estar, además, puedes elegir distintos modelos de colores variados para tener más opciones decorativas.

Contar con un salón para visitas y una sala de estar para diario, no es lo más habitual en las casas de hoy en día, por eso, te aconsejamos que aprendas unos trucos que te ayuden a usar el sofá todos los días y aun así, conservarlo tan bonito como siempre, aquí es donde las fundas juegan un importante papel.

Usar fundas a diario, ayuda a que el sofá se mantenga en buen estado sin tener que ser especialmente cuidadosos. Y cuando se quieras presumir de mueble o de tapicería, solo debes retirar la funda. Se ponen y se quitan con un método fácil y rápido, te anima a su uso haciendo más sencillo el momento del lavado.

Fundas de sofá, la mejor solución para que los niños disfruten y tú te despreocupes

Los niños suelen ser inquietos pero además su prioridad es jugar, ya que, esta es su forma de aprender y de relacionarse con el mundo. Los peques no suelen ser conscientes de que los roces de sus zapatillas o de las ruedas de sus juguetes pueden causar daños en la tapicería de tu sofá.

También es normal que les caigan restos de comida o que cuando dibujan en sus libretas, acaben pintando la mesa o el sofá sobre el que están realizando sus tareas. Para los padres hay dos caminos, o estar todo el día encima de sus hijos para que no manchen, o tomar precauciones para que los pequeños puedan disfrutar de la sala sin que sea un problema para tu mobiliario.

Las fundas protegen lo más delicado de la sala, los sofás o las sillas, esto nos permite que los niños jueguen sin que la tapicería se vea en peligro. Poco a poco, aprenderán a tener cuidado con sus cosas, su ropa y su entorno, pero gracias a las fundas el proceso de aprendizaje será menos costoso.

Fundas de sofá para que tu mascota pueda subirse sin miedo

Si los niños pueden dañar una tapicería delicada, las uñas de un perro o de un gato pueden ser lo peor que le pase a tu sofá o a tus sillas nuevas. Muchas familias, utilizan una colchoneta o un espacio individual para sus mascotas, pero en otras esto no es una opción, ya que quieren disfrutar de su animal de compañía en todo momento. Además, si trabajas durante todo el día y te demoras, lo más normal es dejar que la mascota disponga del máximo espacio libre en casa, para no sentirse encerrado.

Las fundas para sofá son ideales para mascotas, ya que protegen la tapicería no solo de las uñas, sino también de los olores y de los pelos. Para que el sofá esté impecable solo debes sacar la funda, sacudirla bien y volver a colocarla, además, puedes lavarla tantas veces como necesites para evitar los olores.

Te aconsejamos que cuentes con dos fundas, de este modo, siempre tendrás el sofá en perfecto estado y si llega una visita inesperada, solo debes colocar la que está limpia, tardarás un par de minutos hacerlo.

Fundas de sofá para que los amigos piquen mientras veis una serie

No solo los niños o las mascotas manchan las fundas del sofá, debes reconocer que los adultos también podemos poner en riesgo una tapicería. Ya sea con comida mientras vemos una serie o cuando disfrutamos de unos aperitivos durante un partido de fútbol, las reuniones con amigos son un buen ejemplo; cuando las bebidas y los snacks pueden acabar sobre el sofá fácilmente.

Para estas reuniones informales las fundas son una gran solución. Quedan bonitas, por tanto no van a desentonar con el resto de la sala, permiten que puedas estar más relajado sin estar pendiente de que caigan alimentos o bebidas sobre el sofá.

Gracias a la gran variedad de modelos que hay en nuestra tienda online, no importa el tipo de sofá que tienes, siempre habrá una funda adecuada tanto en la forma como en el color. Contamos con diferentes estilos y telas para que puedas incorporar a la decoración de tu sala consiguiendo que sea un elemento que sume en elegancia y no solo una medida de protección.