Seleccionar página
Ideas para preparar tu salón estas fiestas navideñas

Ideas para preparar tu salón estas fiestas navideñas

Las ideas para preparar tu salón estas fiestas navideñas pueden parecer de más cuando las celebraciones van a ser tan reducidas. Pero precisamente porque estas navidades no van a ser como siempre, debemos de esforzarnos para que sean mucho más especiales convirtiendo cada día en algo diferente. Porque en lugar de echar de menos a los que no pueden estar, elegiremos disfrutar a tope con los que sí están presentes.

Y un espacio en el que vamos a estar seguramente mucho estas navidades es en el salón. Sobre todo si se tienes niños, ya que las vacaciones hacen que tengan más tiempo para estar en casa. 

Por eso, nuestro primer consejo es quitar todo aquello que pueda molestar o impedir que los niños jueguen a gusto. Las figuras que pueden romperse, los muebles que solo tienen función ornamental… todo eso debe de hacerse a un lado para que el salón sea el lugar de reunión para toda la familia, para disfrutar.

Unas fundas para proteger tus sofás 

Y es imposible disfrutar a gusto de un salón si tenemos miedo a que los niños puedan manchar el sofá, pintarlo con sus lápices o dejar caer sobre la tapicería algún trozo de comida o bebida. Por eso, las fundas para proteger los sofás son tan importantes durante estas fiestas. 

Compra fundas de sofá elásticas que cubran totalmente el sofá y así estará perfectamente protegido y listo para que los niños disfruten estas navidades sin tener que preocuparse por nada.

Las fundas elásticas integrales protegen todas las zonas del sofá y garantizan que este esté limpio porque son muy sencillas de quitar, lavar en la lavadora y volver a poner sin necesidad de plancharlas, por lo que el mantenimiento es mínimo. 

En caso de que venga una visita, solo hay que quitar las fundas y el sofá quedará a la vista, perfectamente listo para usar y sin una marca. Y los días señalados, las fundas pueden permanecer puestas para que con la emoción de la fiesta y de los regalos, no se produzca ningún estropicio.

Algunos textiles para estar más a gusto en la sala

Dado que se va a disfrutar más de la sala, puede ser apropiado colocar una alfombra para que los niños puedan jugar sobre ella y comprar algunas mantas para el sofá. Descubrirás lo ideales que resultan cuando un día de frío se quiere ver una película en familia.

Al cubrirse con las mantas se tendrá el confort y el calor necesarios para estar muy a gusto y disfrutar de una sesión de cine con palomitas caseras. Y si se cae alguna, no pasa nada porque la funda protegerá la tapicería de las posibles marcas de grasa. 

Por último, son muy importantes los cojines, de diferentes tamaños y con distintos usos. Pero nunca están de más un par de cojines grandes para que los niños puedan tirarse en el suelo a ver la tele, o a jugar. Y algunos pequeños que adornarán el sofá y harán que los colores de la funda nueva resalten. 

Las mantas para sofá y las fundas para cojín deben de ir a juego y coordinarse con la funda para lograr la apariencia más acogedora y agradable para este espacio. No echaréis de menos las salidas típicas de estas fechas y podréis aprovechar para charlar y para disfrutar de juegos de mesa.

Renueva tus sillas de comedor y dale otra chispa

Y es posible que tras tanto tiempo en casa a lo largo de este año, te hayas aburrido un poco de tu comedor. Pero puedes darle otra chispa tan solo cambiando las fundas de las sillas. Echa un vistazo para descubrir la gran cantidad de modelos que tenemos en nuestra tienda online y que se adaptan a todos los modelos de silla. 

Puedes comprarlas a juego con las fundas del sofá o puedes apostar por diferentes colores para combinar entre sí. Encuentra el estilo para tu comedor buscando la inspiración en revistas de moda y crea tu combinación personal. Te va a sorprender cuánto puede cambiar la imagen de tu salón solo con renovar las fundas de tus sillas.

Además, estas también os permitirán comer en el comedor con más frecuencia porque ya no tendréis miedo a estropearlas o mancharlas. Si los niños tiran algo, solo habrá que lavar la funda y volverá a estar impecable. Así, cada día la comida o la cena podrán ser momentos especiales usando el comedor principal.

¿Qué te parecen estas ideas para preparar tu salón estas fiestas navideñas tan diferentes y atípicas? Esperamos que os gusten y que podáis ponerlas en práctica disfrutando al máximo de estas fiestas.

Trucos para decorar tu salón de forma divertida

Trucos para decorar tu salón de forma divertida

¿Eres una persona divertida y quieres que este aspecto de tu personalidad se refleje en tu salón? Esos tiempos en los que el salón era un espacio formal que tenía que respetar necesariamente unas encorsetadas reglas de decoración, afortunadamente han quedado atrás y ahora las tendencias son claras. El salón tiene que reflejar la personalidad de aquellos que lo ocupan cada día. Por eso, te ofrecemos trucos para decorar tu salón de forma divertida y crear un ambiente perfecto para ti y para tu familia

Echa tu imaginación a volar y logra extender tu personalidad en tus espacios. ¿No sabes cómo? ¡Te lo contamos!

Fundas de sillas de diferentes colores

Una manera de darle un toque divertido y desenfadado al comedor es jugando con los colores de las fundas de las sillas. Puedes realizar diferentes combinaciones según lo que estés buscando. Si quieres un toque informal pero sin perder la elegancia, puedes combinar dos tonos. Esta es una opción perfecta para salones decorados en blanco, pudiendo alternar fundas en este tinte y en negro. Por ejemplo, si las combinas con manteles negros y vajilla blanca, tendrás una mesa elegante pero a la vez con un toque divertido y distinto a lo habitual.

Y si lo que buscas es algo mucho más informal, puedes usar más colores. Si tienes seis sillas de comedor puedes combinar una de cada tono, la opción más divertida y también la más juvenil y rompedora. Pero también puedes combinar tres colores, dos sillas de cada tono, colocando dos iguales a las cabeceras y los otros dos tonos cruzados en los laterales.

Si no te gustan las opciones tan programadas, puedes comprar fundas de diferentes tonos y alternarlas sin un orden ni un número determinado. Esta forma aparentemente más anárquica de distribución puede tener su punto si se saben realizar bien las elecciones y, aunque todo parezca que no tenga un sentido claro, en el fondo esté conjuntado con cojines y otros elementos decorativos de la sala de estar o el comedor.

Funda Práctica sobre funda elástica

En nuestro catálogo contamos con diferentes tipos de fundas para el sofá. Pero, ¿sabes que no tienen por qué ser excluyentes entre sí? Puedes conseguir combinaciones muy divertidas combinando dos fundas. Te contamos cómo hacerlo.

Si tu sofá tiene la tapicería muy estropeada o sus colores son tan apagados que ya te has cansado de ellos, atrévete con una combinación que no va a dejar indiferente a nadie. Arriésgate con una funda elástica como nuestras básicas en un color rojo. Varios de nuestros modelos tienen una opción en este color, así que no te resultará complicado encontrarla. O tal vez en un amarillo vivo.

A continuación, busca una funda práctica en un tono rosa como el que tenemos disponible en nuestra funda de sofá práctica Eysa Dual Quilt. Las combinaciones de rojo y rosa están de moda, son rompedoras y le dan un toque muy divertido y diferente a tu sofá.

Si has optado por un amarillo con una funda de sofá práctica Eysa Oslo en color morado. La mezcla de amarillo y morado es una de las propuestas de moda más impactantes y que puedes llevar a tu sala de estar, dando mucha luz a la misma y ofreciendo a la vez un look joven, desenfadado y muy divertido. 

No son las únicas combinaciones posibles, solo tienes que echar un vistazo a las propuestas de moda para vestir y copiarlas o, por qué no, crear las tuyas propias.

Cojines que marcan la diferencia

Ya hemos mencionado los cojines en estas decoraciones para un salón comedor. Pero ahora queremos hacer una mención más expresa a estos elementos porque son la sal y la pimienta de muchos estilismos

Las fundas de sofá suelen ser en tonos lisos o con muy pocos estampados. Esto es perfecto para que el sofá combine más fácilmente con el resto de elementos de la habitación. Pero si se busca una decoración divertida es imprescindible combinar estas fundas con cojines muy coloridos y atrevidos.

Elige una en tono neutro y muchos cojines que pueden tener impresión digital, que es seguramente la más llamativa y divertida. El contraste entre la sobriedad de la funda y el color casi HD de los cojines será el que le dé el punto de frescura a tu salón y lo convierta en un lugar único y que refleje tu personalidad. Con estos trucos para decorar tu salón de forma divertida seguramente consigas un espacio que todos tus amigos asociarán a tu personalidad y forma de ser, siendo muy especial y exclusivo.

Prepara la vuelta al cole, renueva tus fundas con las últimas novedades

Prepara la vuelta al cole, renueva tus fundas con las últimas novedades

Es el momento de pensar en la vuelta al cole, no te vamos a hablar de la compra de libros o de ropa, ni tampoco de la “pena” de los papis y mamis cuando los más peques empiezan la rutina… Nos vamos a centrar en algo que nos encanta, la renovación de tu hogar con una pequeña inversión, mediante el uso de nuevas fundas para sillas o sofá de tu hogar.

Cuando se tienen niños y niñasen casa, todo gira en torno a ellos, es habitual tenerlos en cuenta en todas las compras, a fin de cuentas, viven en la casa y son los que hacen un uso menos convencional de los muebles, habitaciones y otros elementos. De hecho, en muchos hogares, los peques son la razón por la cual, hay fundas en los sofás y en las sillas de comedor, así que, tienen mucho que ver en la elección de los mismos. Por ejemplo: una casa con niños o niñas, preferirá las telas gruesas y fuertes en las fundas de sofá antes que otras que pueden resultar atractivas pero que son excesivamente delicadas.

Te vamos a mostrar las mejores fundas para un hogar con peques.

La silla de la habitación del niño

Muchos peques todavía son pequeños para tener una silla de escritorio, tienen una silla convencional en su habitación para acostumbrarles a desarrollar algunas tareas en su habitación, como sentarse a leer, a pintar o dibujar. Antes de que arranque el curso, es el momento perfecto para renovar la silla de la habitación de los más pequeños, con colores alegres y de temporada, que aporten una nota de color a su habitación.

Los más pequeños del hogar, prefieren los colores intensos, así que lo mejor es apostar por colores llamativos como los tonos naranja, rosa fucsia o azul intenso, que pueden estar combinados con el resto de la habitación y con sus gustos. Con la funda no tendrás que preocuparte de tener las sillas manchadas o de acaben pintandascon los lápices de colorear, un lavado rápido arreglará todo el problema de una manera rápida y efectiva.

Si eres de esas personas a las que les gusta que todo combine, puedes escoger diferentes tonos de funda para silla y variarlos para que vayan siempre a juego con el resto de los elementos de la habitación, ofreciéndole más vida y alegría al cuarto de tu peque.

Sala de estar o sala de estudio

En muchos hogares la habitación de los peques es pequeña, entonces los papás y mamás no pueden ayudarles en las tareas cómodamente dentro de la habitación. Por este motivo, la sala de estar se suele convertir en una improvisada sala de estudio, en la que los más pequeños pueden hacer sus deberes con la ayuda de sus papás o mamás.

Esto implica que libretas, bolígrafos y otros materiales escolares estén esparcidos por la mesa y, en ocasiones, por el sofá. Evita que tus muebles acaben manchados o estropeados de tinta, protégelos con una funda básica elástica, perfecta para soportar el ritmo de vida de los pequeños. Una vez que los peques se van a la cama y todo el material escolar queda ordenado en su habitación, es el momento perfecto para las mamás y papás, que necesitan tumbarse en el sofá y disfrutar de un rato de relax antes de ir a dormir.

Nuestras fundas básicas son ideales para familias que viven intensamente su sala de estar, que se convierte en sala de estudios e incluso, en algunas ocasiones, en un improvisado comedor.

Elige el color perfecto para tus fundas de sofá, en tonalidades modernas y actuales que se acerquen a un tono oscuro para soportar mejor su uso intensivo. Además, las fundas son muy fáciles de lavar, pero aun así, nadie quiere hacerlo a mitad de la semana, por eso te aconsejamos que elijas colores oscuros y telas más gruesas, ya que soportan mejor el ritmo durante la semana.

Coordina tu sofá con las sillas de comedor

Una vez has elegido una funda para tu sofá, basada en los dos criterios mencionados: moda y color, debemos hacer lo mismo con las fundas para las sillas del comedor. Las sillas de comedor, deben ir coordinadas con el sofá así que, puedes aprovechar para renovarlas y actualizarlas cuando escojas una funda nueva para este mueble.

Si tienes predilección por los tonos clásicos que siempre están de moda, puedes apostar por los marrones, beige oscuro o tostados. Pero, si lo que de verdad te gusta es ver tu sala actualizada y al día, echa un vistazo a nuestras novedades, que incluyenla paleta de colores que se va a llevar este invierno. Escoge las mejores fundas para tu salón, las que le den un toque moderno y renovado a todos tus espacios

Trucos para mantener tu casa fresca en verano

Trucos para mantener tu casa fresca en verano

Existen diferentes trucos para mantener una casa fresca en verano, especialmente cuando no hay aire acondicionado. Los ventiladores siguen siendo grandes aliados pero cuando hay un fuerte ola de calor todo parece ser poco.

Por eso te traemos una serie de recomendaciones pensadas para refrescar tu hogar durante los meses de mayor calor.

El algodón, un gran aliado

Los materiales escogidos para los textiles del hogar son muy importantes de cara a mantener una buena temperatura en el ambiente. Los tejidos naturales transpirables son los más adecuados para mantenerse fresco, ya sea en cama o ya sea al sentarse en el sofá. Entre estos tejidos más suaves y transpirables, destaca el algodón.

Si tu sofá es de piel o es de algún tejido no transpirable o especialmente cálido, sentarte en él en verano puede ser un verdadero suplicio. Pero solucionar esto es muy sencillo, solo tienes que poner unas fundas frescas transpirables en el sofá y sentirás una sensación totalmente diferente una vez que te sientes.

Haz lo mismo con tus sillas, para evitar esa incómoda sensación humedad en el asiento tras pasar mucho tiempo sentado sobre él. Además, en la mayor parte de los casos no es una sensación sino una realidad e incluso puede llegar a mojarse la ropa.

Estarás más fresco y más a gusto en tu casa sentado sobre fundas de tejidos refrescantes que te permitan mantener la silla o el sofá seco en lugar de acumular la humedad sobre la superficie.

Cierra las cortinas en las horas de calor

En días muy soleados parece que apeteciera abrir la casa y dejar entrar la luz, pero si se quiere un hogar fresco hay que hacer exactamente lo contrario.

Si tienes la casa abierta entrará el calor, el aire recalentado de la calle y los rayos del sol que ofrecen mayor sensación de calor. Por eso, la mejor manera de actuar es cerrando las cortinas e incluso bajando las persianas en los dormitorios, para que mantengan el aire fresco de los ventiladores, del aire acondicionado o, que al menos, el ambiente no se caliente más.

Al llegar la tarde noche, en los lugares en los que refresca, es el momento de abrir la casa y dejar que entre el aire de temperatura más agradable. Así, la casa bajará unos grados de temperatura, se renovará el aire y todo eso ayudará a dormir mejor.

Es conveniente instalar mosquiteras para que el abrir las ventanas no sea sinónimo de entrada de los mosquitos, que pueden echar por tierra el plácido descanso.

Los estores con tela que evita las radiaciones negativas del sol son muy adecuados, porque dejan pasar la luz, pero ofrecen una barrera a los rayos UVA y también al calor. Además de conseguir un ambiente más fresco protegen a las personas y también a los muebles de los efectos nocivos del sol.

Friega la casa a última hora de la tarde

El agua fresca es una forma elemental pero efectiva de refrescar el ambiente. Pero si friegas la casa en las horas de más sol no va a servir de nada porque el agua se evaporará nada más tocar el suelo y no habrá lugar a que cause efecto alguno.

Sin embargo, si friegas la casa con agua fría al atardecer, cuando bajen las temperaturas, se notará todavía más ese fresco porque el agua irá evaporándose más despacio contribuyendo así a la subida ligera de las temperaturas.

Si utilizas aromas frescos cuando friegues tu hogar la sensación de frescura tan agradable va a acentuarse. Además, algunos olores ayudarán a evitar los insectos de verano, como el olor a lavanda o la contribuye la citronela que puede añadirse al agua de fregar porque tiene efectos repelentes contra los temidos mosquitos.

Otros consejos

Consigue que el efecto de tu ventilador sea más intenso con un cuenco con hielo y sal. El aire del ventilador pasará por el hielo y se enfriará, dando una sensación de frescor mucho mayor que con el ventilador solo.

Otro truco muy efectivo es cambiar todas las bombillas por bombillas LED. Este sistema de iluminación no solo consume mucho menos, perfecto para ayudarte a ahorrar a final de mes. Las bombillas de este tipo no se calientan tanto como ocurre con las tradicionales.

Dónde más vas a notar el cambio será en las habitaciones con lámparas de varias bombillas o en sitios en los que la luz está muy próxima, lámparas de lectura o focos para estudiar.

Es importante apagar los ordenadores y otros electrodomésticos cuando no se utilizan, porque pueden generar calor. Una CPU antigua puede dar mucho calor en una habitación y crear un ambiente complicado.

Hoy en día, los electrodomésticos modernos cada vez desprenden menos calor, pero no está de más apagarlos cuando el tiempo es extremadamente cálido.

Ten en cuenta que todo te ayuda a conseguir una habitación con una temperatura más agradable.

7 must have para tu hogar

7 must have para tu hogar

Hay pequeñas cosas que te hacen la vida más fácil y agradable. Son objetos que no forman parte de los elementos más importantes de la casa, como los muebles o los electrodomésticos, pero que son imprescindibles para tu hogar porque le dan ese punto que consigue que tu casa sea única y diferente. Esta es una selección de nuestros 7 must have aunque podrían añadirse muchos más. ¿Te apuntas a nuestra lista? ¿Echas en falta algún must have que consideras básico en tu hogar?

1. Fundas para tu sofá adaptadas al momento

Las fundas de sofá son algo imprescindible en el hogar, pero no nos referimos a cualquier tipo de funda, deben cumplir unas condiciones determinadas.

Las fundas para el sofá deben adaptarse a la decoración, algo que nos resulta evidente pero, ¿y si te digo que también deben de adaptarse al momento?

Es imprescindible tener al menos una funda para invierno, de una tela cálida de tonos más oscuros o una tela para el verano en colores alegres con un tejido fresco y muy transpirable.

2. Un corcho o pizarra

Anotar algo que se ha acabado y hay que comprar, dejar un recado a otro miembro de la familia, indicar a dónde hemos ido…

Un corcho o una pizarra en tu hogar puede ser el elemento ideal, ya que, cuenta con múltiples opciones de uso posibles. Los corchos o las pizarras te permiten hacer las cosas rápidamente y al momento, el sitio perfecto para ellos es la cocina, para poder anotar la lista de la compra fácilmente y tenerla siempre visible.

3. Cojines

Para la sala o para el dormitorio, los cojines en todos sus tamaños, colores y estampados son un must have incuestionable en todos los hogares.

Visten, decoran y además son prácticos, ya que, tienen muchos usos útiles en el día a día de las familias.

4. Fundas para tus sillas de comedor y cocina

Las sillas para el comedor o incluso las de la cocina pueden tener una nueva vida gracias a las fundas. Son ideales para renovar las que se han quedado anticuadas o para hacer que vuelvan a verse nuevas aquellas que están gastadas por el uso. Incluso puedes usar las fundas si quieres cambiar la decoración de la habitación y el color que tienen en este momento las sillas no encaja con el resto. Te van a gustar tanto y te van a resultar tan cómodas que las utilizarás incluso en sillas nuevas.

5. Una manta multiusos

Las mantas multiusos son absolutamente imprescindibles en el hogar. Pueden combinarse con los elementos del salón y utilizarse para taparse cuando se ve la tele o incluso para cubrir el sofá parcialmente, por ejemplo la zona en la que se apoya la cabeza. También son ideales para poner a los pies de la cama, no solo como elemento decorativo, sino como algo práctico si hace frío de noche para tapar los pies o incluso para ponérsela sobre los hombros al leer. También se utilizan para las mascotas y para que los bebés puedan jugar en el suelo sin estar en contacto directo con el suelo.

6. Un espacio para “trastos”

Seguro que hasta la mismísima Marie Kondo tiene en su hogar un espacio destinado a todas esas cosas que no tienen un sitio específico en la casa pero que es imprescindible tenerlas. El truco está en que el espacio sea suficiente para que todo tenga su lugar pero no demasiado grande y se acabarán acumulando cosas inútiles cuando lo que nos interesa es tener “trastos”, sí, pero que tengan una cierta utilidad. Puedes apostar por un puff con espacio de almacenamiento, un cajón desastre o un hueco del mueble del salón. Pero no olvides que cada poco tiempo deberás de revisarlo y quitar lo que ya no tenga razón de estar.

7. Un espejo de cuerpo entero

Parece mentira pero es más común de lo que parece olvidar este tipo de espejos a la hora de comprar los principales elementos de la casa. Encajar un espejo de cuerpo entero una vez que el hogar está amueblado puede parecer misión imposible, pero es muy importante, es la única forma de ver cómo sienta una prenda o cuál es nuestro aspecto general.

Por eso, hay que encontrar el lugar ideal para el espejo, que puede estasr escondido, en la parte interior de la puerta de tu habitación o en la puerta interior del armario. Para esto debes compralo a la medida de la puerta y se instala fácilmente.

También puedes instalarlo a la vista, cubriendo parte de una pared en el cuarto de baño o en la entrada. Es importante tener en cuenta que los espejos pueden ayudar a dar la sensación óptica de que una habitación es más grande o cuenta con más luz, aprovecha y colócalo estratégicamente.