PAGO SEGURO

Mediante SSL

DEVOLUCIÓN

Hasta 20 días

ENVÍO GRATIS

a partir de 45€

Shopping cart 0 ( productos)

Usted tiene 0 productos en el carrito

No hay productos en su cesta de la compra

Total: 0,00 €
Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (impuestos inc.)
Total envío: (impuestos inc.) Envío gratuito!
Total (impuestos inc.)
Continuar la compra Ir a la caja

Orejero

  • Ver como:
  • Ver como:

Fundas para sillones orejeros

Los sillones orejeros son un clásico en muchos de nuestros salones. Es evidente que algo tienen este tipo de asientos cuando la gente los conserva a lo largo de los años e incluso pasan de la casa de los abuelos a la de los hijos o nietos con total naturalidad. Y, cuando no tocan en herencia, acaban comprándose porque resultan especiales como pocos a la hora de aislarse para leer un poco o disfrutar de un rato de buena música.

Pero el hecho de que los sillones orejeros pasen de mano en mano hace que para cuando llegan a casa ya tengan un considerable desgaste en su tapizado el cual, además tampoco será precisamente moderno y actual. Lo mismo ocurre con los sillones nuevos, que muchas veces no combinan con el resto de los muebles o se teme que se vayan a estropear con rapidez porque los tapizados actuales ya no son como los de antaño.

Para todos estos problemas hay una solución muy sencilla, la compra de una funda sillón orejero. Una funda en tonos neutros que combine con cualquier decoración o en un tono concreto en el que está decorada la sala. En cualquier caso, el resultado es un sillón nuevo para poder usarlo muchos años más o uno bien protegido para mantenerlo impecable para las nuevas generaciones.

Fundas de una o de dos piezas

Las fundas para sofás orejeros pueden ser de una sola pieza, en cuyo caso cubre el sofá por completo poniéndolas sobre el mismo. Las de dos piezas cuentan con una funda integral para todo el sofá y otra para el cojín que conforma el asiento. De esta manera, se coloca la funda integral y a continuación, sobre ella, el cojín forrado, haciendo que todo quede un poco más sujeto.

En cualquiera de los dos casos las fundas se adaptan perfectamente a la forma tan particular que tienen estos sofás, consiguiendo una adaptación perfecta, especialmente en aquella que son parcialmente elásticas y que consiguen quedar como una segunda piel incluso en los modelos que se salen un poco de las normas.

Gracias a las fundas disfrutarás de tu sofá orejero en perfecto estado y en perfecta combinación con el resto de la habitación en la que lo coloques ya que este tipo de sofás no solo se ponen en la sala de estar, sino que también quedan muy bien en el dormitorio, con una funda que combine con el tono principal de las cortinas.

Cpanel

Background only applies for Boxed Layout

Por favor, espere...